Hiperlipemia: qué es, síntomas, causas y tratamiento natural: detoxificación, dieta, suplementos y sales de Schüssler

Hiperlipemia: Causas, Síntomas y Tratamiento Natural

La hiperlipemia es una alteración del metabolismo bastante frecuente en las sociedades más industrializadas que puede acabar generando arteriosclerosis y otro tipo de afecciones cardiovasculares. Revisamos los tipos de hiperlipemia, las causas que lo originan, los síntomas y el tratamiento natural con dieta, remedios caseros, suplementos y otras técnicas naturistas.

Qué es la hiperlipemia

La hiperlipemia es una concentración excesiva de uno o varios tipos de grasas en la sangre. Los tipos de grasas que más frecuentemente producen hiperlipemia son los triglicéridos y el colesterol. Aunque ambas son necesarias para el correcto funcionamiento del organismo, una dieta desequilibrada, unos hábitos malsanos o distintas patologías pueden hacer que se altere la forma en la que nuestro cuerpo metaboliza y utiliza esas grasas.

La hiperlipemia, además de modificar el funcionamiento de algunos órganos como el hígado o el páncreas, fundamentalmente afecta a la salud cardiovascular.

Causas y tipos de hiperlipemia

Dependiendo de la causa que ha generado la concentración excesiva de grasas en el torrente sanguíneo, distinguimos dos tipos de hiperlipemia:

    • Hiperlipemia Primaria

      Es aquella producida por una alteración en el metabolismo de las grasas. Los antecedentes familiares tienen cierta influencia de manera que la genética manifiesta cierta tendencia a metabolizar mal las grasas y a acumularlas. Sin embargo, tanto si tenemos antecedentes familiares como si lo que ocurre es que seguimos una dieta desequilibrada rica en grasas, hacer una modificación alimenticia puede corregir el problema considerablemente.

    • Hiperlipemia Secundaria

      Es aquella que se produce como consecuencia de otra patología. Por ejemplo, suelen cursar con hiperlipemia la diabetes, el hipotiroidismo, la anorexia, etc.

Además de causas concretas, existen algunos factores de riesgo como el hecho de ser hombre en general o mujer a partir de la menopausia, la edad avanzada, el estrés o el alcoholismo.

Síntomas de hiperlipemia

La hiperlipemia no suele manifestar síntomas evidentes, por lo que, para saber si tenemos hiperlipemia será necesario realizar un análisis de sangre. No obstante, sí podemos tener en cuenta estos factores a la hora de sospechar:

Dieta para la hiperlipemia

A no ser que se trate de una hiperlipemia agresiva que no remite con un cambio en la dieta, en cuyo caso puede ser necesario la ingesta de fármacos, una corrección en los hábitos alimentarios es el tratamiento más eficaz. Sin embargo, aunque el tratamiento convencional consiste simplemente en reducir la ingesta de grasas saturadas, el afamado Dr. Signalet señala que no es suficiente y que, para re-equilibrar el metabolismo de las grasas es necesario primero, limpiar el organismo  con una dieta hipotóxica y, después, seguir una dieta sana y equilibrada en todos los sentidos.

DESINTOXICAR EL ORGANISMO

Limpiar el organismo de sustancias tóxicas que impiden que lleve a cabo un metabolismo normal de las grasas implica cierto compromiso. Para ello, es necesario seguir una dieta hipotóxica durante, al menos, dos meses.

Una dieta hipotóxica consiste en eliminar las grasas saturadas, la leche de vaca y el trigo (u otros cereales con gluten), reducir al máximo la proteína animal (carne y pescado) y sustituirla por proteína vegetal (cereal + legumbre + frutos secos + semillas), tomar abundancia de alimentos frescos de temporada (ecológicos), abundancia de fibra y, por supuesto, eliminar los productos procesados, aditivos alimentarios, bollería industrial, harinas y azúcares refinados, etc. También conviene incluir uno o dos días de ayuno regularmente (una vez al mes, por ejemplo). Te explicamos cómo hacerlo paso a paso en estos reportajes:

DIETA SANA Y EQUILIBRADA DE POR VIDA

Por mucho que nos esforcemos momentáneamente en comer bien y limpiar el organismo, si al cabo de poco tiempo volvemos a la misma rutina de siempre, con toda seguridad volverán a surgir los problemas. La hiperlipemia no es una enfermedad que remita por arte de magia y es necesario mantener un compromiso a largo plazo. Pero no te preocupes, lejos de ser una tortura puede resultar un cambio muy agradable y beneficioso en todos los sentidos. Para aprender a elaborar una dieta sana y equilibrada, sabrosa y saludable para toda la vida, consulta nuestros artículos:

Recuerda que la obesidad es un factor de riesgo y que conviene mantener un peso adecuado. Consulta cómo adelgazar definitivamente.

Plantas medicinales para la hiperlipemia

Estas son algunas de las plantas medicinales indicadas en caso de hiperlipemia:

    • Ajo. El ajo es una de las plantas con más propiedades medicinales que existen. Entre sus muchas cualidades, destaca su gran beneficio para el funcionamiento del corazón y para regular el metabolismo de las grasas. Por lo tanto, esta es una de las plantas más indicadas en caso de hiperlipemia, Tomar entre 1 y 4 dientes crudos al día (puedes añadirlos a tus ensaladas, por ejemplo). Puede producir irritación intestinal.
    • Ginkgo BIloba. Esta es una de las plantas medicinales más amigas del corazón. Está especialmente indicada para trastornos cardiovasculares, tan relacionados con el exceso de grasa en el metabolismo (arteriosclerosis, varices, insuficiencia cardíaca, insuficiencia circulatoria, etc). En personas hipersensibles puede producir dermatitis o trastornos digestivos.
    • Crisantelo. Esta planta tiene una incidencia específica sobre el funcionamiento del hígado (órgano muy afectado cuando existe hiperlipemia). Además, también está indicada en afecciones cardiovasculares. No tomar en caso de obstrucción de los conductos biliares.
    • Alcachofera. La alcachofera es otra de esas plantas especialmente indicadas en caso de hiperlipemia que ayuda a regular el metabolismo de las grasas. No tomar en caso de lactancia.

Otros remedios naturales para la hiperlipemia

De manera complementaria a la dieta (es decir, además de seguir una dieta) te proponemos dos terapias muy efectivas que, por supuesto, conviene seguir de la mano de profesionales especializados.

Por último, ten en cuenta que el estrés agrava considerablemente cualquier enfermedad, no solo la hiperlipemia. Procura mantenerlo lejos con técnicas como el yoga o la meditación.

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page