Los antiguos griegos utilizaban el ginseng como una planta curalotodo: sistema inmune, fatiga, estrés, diabetes… Te explicamos sus efectos en la salud, sus características, qué tipo y variedad tomar, indicaciones, dosis y contraindicaciones.

Ginseng: Propiedades y Beneficios en la Salud

El ginseng es una de las plantas medicinales más estudiadas por la ciencia y más aplicadas por la experiencia empírica y el uso tradicional. de hecho, los griegos consideraban al ginseng una planta “curalotodo”.

En este reportaje revisamos las características medicinales, sus aplicaciones en la salud, dosis, clases y contraindicaciones del ginseng.

Propiedades Medicinales del Ginseng

Estos son algunos de los principios activos del ginseng que le confieren sus propiedades medicinales:

    • Gingenósidos: Son el principio activo estrella del ginseng. Los ginsenósidos son los responsables de frenar la producción de hormonas del estrés, por lo que ejercen la resistencia frente al nerviosismo, la ansiedad, etc. Además, ejercen una función neurotrópica y neuroprotectora.
    • Saponinas: Las saponinas son otro tipo de principio activo del ginseng con acción depurativa y antiinflamatoria.
    • Vitaminas: El ginseng contiene, sobre todo, vitaminas del grupo B, pero también Vitamina A y Vitamina C.
    • Minerales: El ginseng contiene hierro, magnesio, potasio, fósforo y, bueno, prácticamente la totalidad de macrominerales y oligoelementos.
    • Otros: Además, el ginseng también contiene fibra, carbohidratos de absorción lenta y proteínas.

Beneficios del Ginseng en la salud

Ya sea a través de estudios clínicos o a través de la experiencia empírica en su uso tradicional, el ginseng:

    • Incrementa el rendimiento físico e intelectual
    • Es un poderoso anti-estrés, ayuda a reducirlo y controlarlo
    • Reduce la fatiga y la sensación de cansancio físico y mental, así como la depresión
    • Los gingenósidos de los que hablábamos antes incrementan la producción de linfocitos, reforzando el sistema inmunológico en caso de tos, gripes, bronquitis, etc.
    • El ginseng combate las disfunciones sexuales como la eyaculación precoz o la inapetencia. Tradicionalmente se ha utilizado como potente afrodisíaco y estimulante sexual
    • Incrementa el rendimiento en el deporte ya que aumenta la producción de ATP, tonificando sin excitar
    • El ginseng  se usa como tratamiento complementario de la diabetes

Dosis y formas de Ginseng

    • Extracto

      Si vamos a tomar ginseng en forma de extracto concentrado (seco o líquido) de una firma comercial, entonces lo mejor es seguir las indicaciones del fabricante o la dosis recomendada por un médico o terapeuta naturista.

    • Decocción

      Si vamos a usar raíz de ginseng, poner 2 gramos de raíz de ginseng en medio litro de agua y cocer durante 5 minutos. Luego colar y tomar 3 tazas al día.

En cualquiera de los dos casos, conviene hacer tratamientos de 2 meses y descansar durante 3 semanas. Luego, continuar con el tratamiento.

Contraindicaciones del Ginseng

El ginseng está desaconsejado en los siguientes casos:

Interacción del Ginseng con fármacos u otras sustancias

Aunque el ginseng es adecuado en el tratamiento de numerosas enfermedades, es muy importante no mezclarlo o tomarlo a la vez que se están tomando medicamentos que afecten a esa enfermedad u otras.

Los principios activos de las plantas medicinales son tan potentes como los fármacos sintéticos  y por ello debemos tomar precauciones y tener cuidado de la forma en que interactúan. Por ello es conveniente consultar siempre con un terapeuta profesional  en caso de estar tomando cualquier tipo de fármaco o principio activo de una planta medicinal.

 

Variedades y especies de Ginseng

    • Especies

      Existen diferentes especies de ginseng como el Panax Ginseng, el Panax Repens, etc. Las propiedades medicinales de todas las especies de ginseng son prácticamente idénticas.

    • Variedades

      Lo que sí es importante es prestar atención a la variedad. Existen dos variedades de ginseng, el rojo y el blanco. El ginseng blanco se recolecta a los cuatro años y simplemente se limpia se seca. El ginseng rojo, sin embargo, se recolecta a los 6 años y se somete a un proceso de vaporización y secado que aumenta sus propiedades medicinales. El ginseng rojo tiene el doble de principios medicinales que el blanco.

Evidentemente, echar mano de una planta medicinal (o incluso un fármaco sintético) si la ocasión lo requiere, es fabuloso. No obstante, no hemos de volvernos locos ni locas tratando de buscar panaceas. El sentido común es el mejor consejero y, como indiscutible método de salud, lo mejor es seguir una dieta equilibrada, hacer ejercicio moderado, practicar yoga y meditación y, muy especialmente, rodearse de amor.

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page