Te explicamos cuáles son las funciones de las vitaminas en el organismo y las revisamos una a una de manera esquematizada con la información más relevante

Funciones de las Vitaminas

Las vitaminas son un tipo de nutriente muy especial, ya que no sirven como fuente de energía pero sí son imprescindibles en algunas reacciones químicas del organismo. Hasta principios del siglo XX no fueron descubiertas y hoy se sabe que en las cantidades esenciales son imprescindibles para el correcto funcionamiento fisiológico.

La mayoría de las vitaminas no pueden sintetizarse de manera endógena por lo que necesariamente tenemos que ingerirlas a partir de los alimentos que comemos. Pero no todos los alimentos contienen todas las vitaminas necesarias ni en las proporciones apropiadas, por eso es tan importante mantener una dieta variada y equilibrada para contar con un aporte correcto de cantidad y variedad de vitaminas.

Funciones de las vitaminas

Las vitaminas actúan como catalizadores bioquímicos que permiten el correcto funcionamiento fisiológico. Por ejemplo, son precursoras de las co-enzimas que luego crearán aquellas enzimas necesarias para llevar a cabo funciones esenciales del organismo. Cuando ingerimos alimentos, el organismo debe descomponerlos en moléculas más sencillas que después se metabolizan, sintetizan o re-convierten en otras moléculas endógenas con distintas funcionalidades dentro del cuerpo. Para llevar a cabo este metabolismo, almacenamiento, síntesis o transformación química son necesarios algunos catalizadores bioquímicos, como las vitaminas o las enzimas y co-enzimas. Cada vitamina tiene una función específica que incide sobre distintos factores del organismo.

Tipos de vitaminas

Hasta ahora se han descubierto 13 vitaminas esenciales que se dividen en dos grandes grupos:

    • Hidrosolubles (Vitamina C,  B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9, B12)

      Son aquellas vitaminas que son solubles en agua. Por eso cuando hervimos los alimentos en agua es posible que muchas de las vitaminas que contienen pasen al líquido, en lugar de quedar retenidas en el alimento. Por eso al hervir las verduras, debemos procurar aprovechar el caldo en purés o sopas para aprovechar las vitaminas que hayan quedado en el agua.

      Estas vitaminas se destruyen fácilmente con el calor y no se almacenan en el organismo (a excepción de la vitamina B12), por lo que conviene su ingesta diaria. El exceso de vitaminas hidrosolubles se elimina a través de la orina.

    • Liposolubles (Vitamina A, D, E)

      Son aquellas vitaminas que se disuelven en grasas o aceites. Al contrario que las vitaminas hidrosolubles, las liposolubles sí se almacenan en el organismo, principalmente en el hígado y en los tejidos grasos y por eso no es necesaria su ingesta diaria ya que el organismo puede utilizar el aporte de estas vitaminas prolongado en el tiempo. Sin embargo, hemos de tener en cuenta que al ser almacenadas, un exceso de este tipo de vitaminas puede llegar a ser muy tóxico.

      Se trata de vitaminas más resistentes al calor y, por lo tanto, los alimentos grasos que las contienen no pierden tanta calidad como las hidrosolubles.

Las 13 vitaminas

Vamos a revisar ahora cuáles son las 13 vitaminas que debemos incluir en nuestra dieta y cuál es el efecto que ejercen en nuestro organismo:

¿Vitaminas naturales o sintéticas?

Al igual que el resto de nutrientes, las vitaminas se encuentran en los alimentos que comemos acompañadas de otros compuestos orgánicos que potencian y complementan su acción. Eso es precisamente lo más milagroso de la naturaleza, que todo funciona en una perfecta sinergia difícilmente emulable en un laboratorio. Existen muchos compuestos y sustancias que conocemos y existen miles de ellos que no conocemos todavía. Y es precisamente esa mezcla de todos los ingredientes lo que hace que nos mantengamos en equilibrio.

Por ejemplo, determinadas vitaminas funcionan mucho mejor acompañadas de otras que las potencian o impiden su oxidación. Además, muchas de estas vitaminas conocidas pertenecen a una familia de sustancias con diferente estructura espacial y algunas de ellas todavía no se conocen.

Es cierto que determinadas afecciones o tratamientos pueden verse beneficiados con un suplemento vitamínico, pero no hay mejor manera de asegurarnos un aporte saludable de vitaminas que incorporar a nuestra vida una dieta variada de productos frescos y naturales. Aprende a distinguir productos de calidad y comprueba cuáles son los fundamentos principales de una buena higiene alimenticia

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page

Artículos Relacionados