Qué es el estreñimiento, por qué se genera, qué factores de riesgo existen, con qué otras enfermedades está relacionado y qué medidas debemos tomar para corregir este mal que afecta a numerosas personas y que puede acarrear graves trastornos para la salud.

Estreñimiento: Remedios Caseros, Causas y Cómo evitar el Estreñimiento

El estreñimiento es uno de los males más populares en nuestra civilización debido, sobre todo, a una dieta desequilibrada y deficiente en nutrientes esenciales. Las consecuencias de mantener un estado de estreñimiento durante largos períodos de tiempo son numerosas y graves. El primer paso para solucionar el estreñimiento es saber lo que es, por qué se genera y qué medidas debemos tomar para corregirlo.

¿Qué es el estreñimiento?

El estreñimiento no es una enfermedad sino un síntoma de distintos trastornos dentro del organismo. Viene definido por dos factores; el primero tiene que ver con la frecuencia de las deposiciones, y el segundo, por la consistencia de la heces.

    • Frecuencia

      No existe una regla general en cuanto a frecuencia de las deposiciones diarias, aunque las personas expertas sugieren que deberíamos ir al baño al menos una o dos veces al día. Sin embargo, cada cuerpo es un mundo, y para una persona ir al baño cada dos días no es estreñimiento, mientras que para otra sí lo es.

    • Consistencia

      La consistencia de las heces es otro factor a tener en cuenta, ya que, aunque vayamos todos los días, si las heces son duras o secas o si la persona sufre dolores cuando va al baño, también se considera estreñimiento y las consecuencias en el organismo son las mismas.

Causas del estreñimiento

El estreñimiento, como hemos dicho, es el síntoma de diversos males que puede estar sufriendo el organismo. Las causas, por lo tanto, pueden ser múltiples:

    • Alimentación pobre en fibra

      Una dieta deficiente o pobre en alimentos integrales y fibra puede generar estreñimiento a largo plazo. El exceso de alimentos refinados y pobres en nutrientes conduce, con el paso del tiempo, a un estado de estreñimiento e intoxicación del organismo.

    • Alimentación con exceso de proteínas

      Asimismo, una dieta con excesivas proteínas (alimentos de origen animal) puede desencadenar no solo estreñimiento, sino una acidificación general del organismo, lo que conduce a numerosas enfermedades.

    • Falta de líquidos

      El hecho de beber poca agua o de tomar pocos alimentos ricos en agua también dificulta el tránsito intestinal, de manera que las heces se van volviendo cada vez más secas y duras, y al intestino le resulta más difícil eliminarlas.

    • Falta de ejercicio físico

      El sedentarismo y la falta de ejercicio físico dificulta el tránsito intestinal. En cambio, una vida activa y el ejercicio moderado practicado de forma regular ayuda al organismo a realizar los movimientos peristálticos.

    • Abuso de laxantes

      Aunque los fármacos o las plantas laxantes nos pueden ayudar en un momento determinado, si los utilizamos de manera regular, acabaremos dependiendo de ellos y nuestro organismo será incapaz de evacuar por sí solo.

    • Fármacos y otros

      Determinados fármacos que veremos más adelante también pueden provocar estreñimiento, así como algunas enfermedades, trastornos del organismo, o factores de riesgo que veremos a continuación.

Factores de riesgo a la hora de sufrir estreñimiento

Algunos factores pueden incrementar el riesgo de sufrir estreñimiento, por lo que, si estamos dentro de alguna de estas categorías, es importante tomar medidas y cambiar algunos hábitos de vida para restaurar la salud del organismo:

    • Edad avanzada
    • Embarazo
    • Estrés, depresión o ansiedad
    • Uso de fármacos
    • Uso regular de laxantes
    • Sedentarismo
    • Horarios irregulares
    • Enfermedades metabólicas (hipotiroidismo)
    • Enfermedades del intestino (diverticulosis, intestino irritable, tumores)
    • Exposición a insecticidas

Medidas para evitar o corregir el estreñimiento

    • Alimentación

      Tomar alimentos naturales, sin procesar, ricos en fibra vegetal, especialmente cereales integrales, verduras y frutas como el kiwi. Consulta cómo comer bien, cómo elaborar una dieta equilibrada, ejemplos sanos de desayuno, comida y cena y ejemplo de menú semanal saludable.

    • Ejercicio

      Hacer ejercicio moderado de manera regular, al menos veinte minutos cada día. Pasear es una buena alternativa. Otro ejercicio recomendado es la práctica de yoga. El saludo al sol masajea todos los órganos, incluido el intestino, lo que ayuda considerablemente al tránsito intestinal.

    • Establecer una rutina

      Es conveniente ir al baño todos los días a la misma hora, incluso cuando no se tienen ganas. Si nos habituamos a ir siempre a la misma hora, nuestro cuerpo entenderá el mensaje y él sólo establecerá la rutina.

    • Beber agua

      También es importante beber líquido abundante durante el día (no por la noche), o mejor aún, tomar alimentos ricos en agua como las verduras o las frutas.

    • Tomar suplementos de ácido fólico

      Existen diversos estudios que muestran que un déficit de ácido fólico en el organismo genera estreñimiento, y que al restablecerse los niveles normales de ácido fólico en el organismo, éste desaparece.

    • Magnesio

      Una de las herramientas más eficaces para combatir el estreñimiento es tomar suplementos de magnesio, sobre todo carbonato de magnesio. Recuerda que el calcio tiende a resecar las heces, y el magnesio a humidificarlas. Además, un complemento de magnesio te ayudará mantener fuertes los huesos y la musculatura.

Implicaciones del estreñimiento en la salud

El hecho de padecer estreñimiento desencadena una serie de trastornos en el organismo que pueden llegar a ser, a la largo, extremadamente perjudiciales para la salud y generar todo tipo de enfermedades. Mantener el intestino saludable y libre de sustancias tóxicas es una de las mejores maneras de asegurarnos la salud.

Cuando llevamos una dieta rica en alimentos procesados y desnaturalizados, al colon le cuesta mucho mover la masa fecal y los movimientos peristálticos se paralizan, de manera que las heces se mantienen estancadas dentro del intestino grueso.

Si esta situación se prolonga en el tiempo, se desencadenan todo tipo de enfermedades a través del siguiente proceso:

    • Las heces fermentan y se pudren.
    • Entran en juego bacterias, parásitos y agentes patógenos que generan sustancias químicas que alcanzan el hígado a través de la sangre.
    • El hígado se congestiona y ya no puede realizar sus funciones correctamente y las toxinas acaban depositándose en distintos órganos y sistemas.
    • También alcanzan el sistema linfático provocando retención de líquidos y aumento de peso.
    • Cuando, con el paso del tiempo, la intoxicación general alcanza distintos órganos y sistemas, se puede generar todo tipo de enfermedades, puesto que los órganos depurativos están congestionados y no pueden realizar sus funciones correctamente. Además, cuando el intestino está saturado de productos de deshecho, también pierde su capacidad para absorber nutrientes, lo que debilita aún más a las células, que no pueden defenderse correctamente.
Como ves, el estreñimiento, aunque como tal no está considerado una enfermedad, sí puede llegar a causar serios trastornos en el organismo. A veces no relacionamos el fallo de un órgano con la intoxicación general del cuerpo, por eso lo más importante es detectar las causas originales y corregir la disfunción primaria, para evitar que se desencadenen una serie de enfermedades que requerirán tratamientos más agresivos que probablemente incluyan fármacos, lo cual no ayuda demasiado al proceso de limpieza.

Síntomas de la disfunción del intestino

Cuando el intestino está demasiado congestionado, se pueden empezar a originar una serie de síntomas que revelan esta disfunción:

    • Lumbalgias o dolor de hombros
    • Fatiga, cansancio crónico, dificultad de concentración
    • Enfermedades cutáneas
    • Diverticulosis o diverticulitis
    • Enfermedad de Chron, colitis ulcerosa
    • Manos y pies fríos
    • Hinchazón, flatulencias, dolor abdominal

Fármacos relacionados con el estreñimiento

Estos son algunos fármacos que generan estreñimiento:

    • Anestésicos
    • Antiácidos
    • Anticonvulsionantes
    • Antidepresivos
    • Medicamentos para el Parkinson
    • Antipsicóticos
    • Relajantes musculares
    • Metales tóxicos (arsénico, plomo, mercurio)
Si padeces estreñimiento crónico o siempre has tenido dificultades para ir al baño, es importante que determines las causas que lo han generado, y que pueden ser exógenas (mala alimentación, falta de ejercicio, o hábitos perjudiciales) o endógenas (alguna disfunción, efectos secundarios de un fármaco, etc) y pongas solución cuanto antes. Como ves, el hecho de padecer estreñimiento no es solo una molestia, sino un problema que pueden desencadenar graves problemas de salud si se mantiene en el tiempo.

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page

Artículos Relacionados