Te contamos qué son las enzimas, cómo trabajan, qué importantes funciones realizan en el organismo, qué alimentos favorecen la riqueza enzimática y algunas indicaciones para tomar suplementos enzimáticos

Enzimas: Función, Alimentos y Suplementos

Comprender la labor vital que las enzimas llevan a cabo en nuestro organismo es un asunto algo complejo que requiere algunas explicaciones técnicas. Sin embargo, vamos a tratar de explicártelo de la manera más sencilla posible para que entiendas la importancia de estas moléculas esenciales para la vida y la increíble belleza de esta maquinaria interna que llamamos “organismo”.

¿Qué son las enzimas?

Aunque en seguida te lo explicaremos de manera más sencilla, técnicamente las enzimas son un tipo de molécula de naturaleza protéica que ejercen una labor de catalización bioquímica…. ufff… ¿Qué quiere decir esto? Pues dicho de una manera mucho más sencilla, quiere decir que son necesarias para llevar a cabo funciones químicas dentro del organismo. Echemos un vistazo a esas funciones.

Para poder mantener la vida, el organismo lleva a cabo dos funciones esenciales: catabolismo y anabolismo (no te asustes, enseguida te lo explicamos):

    • Catabolismo

      Imagina que tienes que construir una casa. Pues bien, el proceso de catabolismo consiste en obtener los materiales de construcción básicos. Cuando comemos, nuestro cuerpo necesita descomponer los alimentos que tomamos en moléculas más pequeñas para obtener los nutrientes esenciales que utilizará como fuente de energía y como “material de construcción” de nuestro cuerpo. Por ejemplo, las proteínas se descomponen en aminoácidos, los hidratos de carbono en glucosa y los lípidos en ácidos grasos. A este proceso de “descomposición” y obtención de energía se le llama catabolismo.

    • Anabolismo

      Ahora, con esos materiales básicos, construimos la casa. Es el proceso de anabolismo, es decir, la utilización de esa energía y esos nutrientes para fabricar nuestras propias células, tejidos, hormonas, etc. Nuestro cuerpo es una re-combinación de esos nutrientes esenciales obtenidos con la dieta, a los que se les añade nuestro ADN. De hecho, las enzimas son una de esas moléculas propias que nuestro cuerpo fabrica, en este caso, a partir de las proteínas (por eso se dice que tienen naturaleza protéica). A este proceso de producción de moléculas propias a partir de los nutrientes esenciales (y cuyo proceso requiere la energía obtenida antes) se le llama anabolismo.

Pues bien, aunque existen algunas enzimas con funciones anabólicas (de construcción), la mayor parte de las enzimas que trabajan en nuestro cuerpo se utilizan en el proceso de catabolismo, es decir, en el proceso de descomposición de los alimentos y obtención de energía. Pero las enzimas tienen una forma bastante peculiar de trabajar. De hecho, no modifican nada, simplemente aceleran el proceso químico (este ahorro de tiempo es esencial para la vida). Digamos que las enzimas son una especie de máquinas muy potentes capaces de agilizar enormemente todo el proceso.

¿Cómo trabajan las enzimas?

Observar una diapositiva o un dibujo que refleje el trabajo de las enzimas es absolutamente fascinante. Las enzimas trabajan de manera específica sobre elementos específicos, como si fuesen puzzles que encajan perfectamente y que requieren elementos indispensables:

    • El sustrato

      El sustrato es el elemento específico sobre el que va a trabajar la enzima. Es decir, cada enzima solo actúa sobre un tipo de sustrato con el que encaja perfectamente en ese juego de piezas de puzzle. Por ejemplo, las enzimas proteasas actúan sobre su sustrato específico que son las proteínas, las lipasas sobre los lípidos o grasas, etc.

    • La enzima

      Cuando un sustrato pasa cerca de una enzima que encaja con su forma (su enzima específica), se unen y se produce la reacción química.

    • La co-enzimas y co-factores

      Pero para que este proceso pueda llevarse a cabo, algunas enzimas necesitan la participación de un tercer componente, las co-enzimas o co-factores, que son piezas complementarias necesarias para que se active la acción enzimática. Algunas vitaminas como la B1, B2, B6, B9 o ácido fólico, B12 y vitamina C, así como algunos minerales y oligoelementos como el hierro o el zinc son co-enzimas.

Función de las enzimas

Las enzimas ejercen numerosas funciones dentro del organismo, algunas de las más esenciales son:

    • Regulan todo tipo de funciones y procesos bioquímicos
    • Producen movimiento, como en el caso de la contracción muscular
    • Participan en la respiración celular
    • Degradan las macromoléculas procedentes de la dieta en moléculas más sencillas
    • Crean rutas metabólicas, es decir, reacciones enzimáticas en cadena necesarias para la vida celular
    • Son tan esenciales, que el mal funcionamiento en un solo tipo de enzima de todas las que existen puede generar una enfermedad letal.

Vida y entorno de las enzimas

Cada enzima necesita un entono particular para poder trabajar, en lo que se refiere a PH o medios ácidos y alcalinos. Por ejemplo, la amilasa (que trabaja en la boca y en el intestino, descompone los hidratos de carbono) requiere un entorno alcalino. Por el contrario, la pepsina (que trabaja en el estómago descomponiendo las proteínas) requiere un medio muy ácido para poder efectuar su trabajo.

Por otra parte y con respecto a su ciclo vital, al igual que todo en la vida, nacen, desarrollan su función, envejecen y mueren. Cuando una enzima ha desarrollado su trabajo y se ha desgastado, aparece otra enzima hambrienta de proteína frágil, y la devora. De este modo, se mantiene un equilibrio enzimático donde predominan las enzimas más fuertes y, por lo tanto, más productivas.

Es importante tener en cuenta que existen algunas sustancias que inhiben la acción enzimática, es decir, impiden su actividad. Entre estas sustancias podemos encontrar algunos fármacos como la penicilina o la aspirina.

Alimentos que favorecen la vida enzimática

Puesto que, como hemos visto, las enzimas son moléculas necesarias e imprescindibles para la vida, es importante ayudar al organismo alargando la vida de las enzimas y procurando ahorrar esfuerzo y energía en la producción de nuevas enzimas… un proceso que nos desgasta. ¿Y cómo hacer esto? Muy fácil: siguiendo una dieta equilibrada.

Una dieta sana y equilibrada, sobre todo cuando hablamos de riqueza enzimática y ahorro energético, consiste en introducir una gran cantidad de alimentos con gran potencial vital, como los granos de cereal, los germinados y todo tipo de productos vegetales llenos de vida (cuanto más crudos, frescos y ecológicos, mejor).

Suplementos enzimáticos

La terapia con enzimas digestivas a través de suplementos dietéticos se ha hecho cada vez más popular, sobre todo a medida que se han ido llevando a cabo más estudios clínicos sobre su eficacia y seguridad. De forma general, las enzimas proteolíticas:

    • Mejoran los procesos digestivos
    • Regulan el sistema inmunológico
    • Poseen propiedades anticancerígenas
    • Aumentan la fluidez de la sangre y potencian la cicatrización
    • Inhiben los procesos inflamatorios
    • Tienen una acción desintoxicante y depurativa

Usos de la terapia enzimática con suplementos

Siempre bajo la supervisión de una persona profesional cualificada, la enzimoterapia está indicada en caso de:

Seguridad en la terapia enzimática

La terapia con enzimas presenta un nivel alto de seguridad. Solo en algunos casos puede provocar flatulencia, irritación en la piel y aumento de hemorragia (especialmente importante tras una intervención quirúrgica).

Por lo tanto, deben tener mayor precaución las personas que han sido sometidas a una operación o que están en situación postraumática y aquellas personas que presenten un riesgo de hemorragia por excesiva fluidez sanguínea o por la ingesta de anticoagulantes.

Ahora que ya sabes algo más sobre las enzimas, quizá te interese conocer los grandes beneficios de los probióticos y los prebióticos o a importancia de controlar el equilibrio ácido-alcalino en el organismo.

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page

Artículos Relacionados