Por muy chic que nos resulte invitar a nuestros amigos a cenar un plato de Kamut, lo cierto es que no consumiremos otra cosa que trigo, es decir, un buen puñado de gluten.

El Kamut Sigue Siendo Trigo

 

Cuando simplemente nos dejamos llevar por las modas sin tener buena información, acabamos cayendo en errores como consumir determinados productos simplemente porque se venden en herboristerías o porque tienen un nombre exótico, en este caso, el Kamut.

En este artículo desvelamos algunos de los graves inconvenientes de consumir Kamut… por muy llamativo que sea su nombre.

Qué es el Kamut

El Kamut es un tipo de trigo muy duro y resistente, posiblemente originario de Oriente Medio. Un soldado americano lo descubrió en Egipto y lo comercializó con el nombre Kamut, que es la traducción egipcia para denominar el trigo.

Por lo tanto, tengamos claro que el Kamut, por muy exótico que nos resulte su nombre, sigue siendo trigo.

Propiedades específicas del Kamut

Como decimos siempre, es muy importante tener en cuenta que todos los alimentos de la misma familia tienen  propiedades muy similares.

Todas las legumbres tienen similares nutrientes; todos los cereales tienen similares nutrientes… etc. Es obvio que las propiedades de las distintas variedades del trigo son, evidentemente, muy similares.

Tanto las propias firmas fabricantes como algunas publicaciones poco comprometidas, exageran las cualidades de ciertos alimentos porque saben que eso “vende”, pero no es cierto. Quizá te sientas algo decepcionada o decepcionado al leer nuestro artículo, pero nos gusta mantenernos fieles a nuestros principios. NO HAY ALIMENTOS MILAGRO!! La mejor forma de alimentarse es consumir productos sencillos, que se cultiven cerca, de temporada y ecológicos, no hay ningún otro secreto. 

Con respecto al Kamut, parece ser que es una variedad de trigo muy dura y resistente, más grande de tamaño que el trigo convencional y con una leve mayor cantidad de nutrientes:

El gran inconveniente del Kamut

Al igual que ocurre con el trigo convencional y otros cereales como la cebada, el centeno, la espelta (que es otra variedad de trigo) o incluso la avena (aunque en menos cantidad), es que tienen GLUTEN. Y el asunto del gluten no solo concierne a las personas con celiaquía, sino a todo el mundo.

Según la corriente de de la nutrición ortomolecular, numerosos autores y autoras de gran prestigia vienen alertando ya desde hace años sobre los cambios genéticos producidos en muchos cereales y cómo esto afecta especialmente al cambio molecular de algunas de sus proteínas como el gluten.

Según esta corriente, estos cambios moleculares hacen que nuestro cuerpo (nuestras enzimas) no sepan cómo metabolizar correctamente estas proteínas y acaban produciendo todo tipo de trastornos en el organismo (primero en el intestino, y como consecuencia en todas partes). Es muy interesante escuchar cuál es su versión sobre la enfermedad celíaca que, curiosamente, catalogan de saludable en personas que simplemente tienen un sistema inmune lo suficientemente fuerte como para darse cuenta de que es dañino y de esta forma lo rechazan.

Pero lo importante es comprender que es dañino para todo el mundo, tanto si nuestro sistema inmune lo rechaza como si no.

Si quieres más información sobre el tema, lee nuestro reportaje trigo, veneno en la dieta y lee autores como Felipe Hernández, Jean Signalet, Dra. Koussmine o Claude Legard.

Consumir con inteligencia

La verdad es que no hay alimentos milagro, no hay dietas que te vayan a hacer adelgazar de la noche a la mañana, no hay sustancia milagrosa que limpie tu cuerpo tras años de toxicidad… solo hay una cosa que puedes hacer y es comprometerte del todo con tu cuerpo y tu salud. Y para ello será necesario echar mano del sentido común y de la sencillez.

Los alimentos más saludables son los que tenemos a mano (eso sí, ecológicos): arroz, lentejas, garbanzos, acelga… No te dejes llevar por las modas y por las tan prodigadas propiedades de ciertos alimentos carísimos cuya composición nutricional no es en absoluto destacable.

Estos son algunos consejos para alimentarse bien:

    • Consume todo BIO
    • Productos frescos de temporada
    • Productos directos de la tierra o del animal (poco procesados)
    • Productos de tu zona

Si quieres más información te recomendamos que leas nuestro artículo cómo seguir una dieta equilibrada.

te puede interesar de nuestra tienda…

aceite-facial-ayurvedico-khadi

Mascarilla Shikakai en polvo khadi

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page