El Aspartamo (E-951), presente en los productos light y zero, ha sido señalado como causante de enfermedades graves. Aprende a detectarlo y evítalo.

Aspartamo y Productos Light

A no ser que nos hayamos preocupado de investigar a fondo sobre el tema, escuchando a personas expertas o leyendo determinados estudios científicos, es probable que pensemos que los productos light o zero son más sanos y engordan menos que los que no lo son.

Pues bien, el componente habitual en los productos light que sustituye al azúcar se llama Aspartamo, aunque también lo encontramos en las etiquetas como E-951. Se trata de una sustancia química que algunos estudios consideran causante de cáncer, esclerosis múltiple, otras graves enfermedades neurológicas y hasta 92 efectos secundarios según las numerosísimas demandas a la FDA en USA.

Dulce veneno

Existe abundante documentación escrita y audiovisual sobre los efectos negativos del aspartamo, pero te vamos a proponer la opción más evidente y fácil de comprender. Te recomendamos encarecidamente que, si eres consumidor habitual de cualquier tipo de producto light, Zero o 0% azucares, veas en youtube el documental “Aspartamo: Dulce miseria, un mundo envenenado” (Sweet Misery en inglés, lo hay subtitulado). Cori Brackett es la autora de este escalofriante documental que nos cuenta la historia del aspartamo.

Desde su creación, en 1965, hasta su aprobación para el consumo humano, en 1983, este documental nos narra los oscuros procedimientos y las relaciones económicas y políticas entre el fabricante (la farmacéutica Searle, que pertenece a Monsanto) y el gobierno de los EEUU, así como las preocupantes denuncias de los científicos que llevaron a cabo los estudios de seguridad del producto y su impacto en la salud.

 También aparecen numerosas personas consumidoras de aspartamo que fueron víctimas de sus efectos adversos.

Lejos de adelgazar, engorda

El aspartamo sobreexcita las neuronas y también el sentido del gusto. De hecho, su sabor es mucho más potente que el del azúcar y muchos expertos están de acuerdo en que crea adicción. Es decir, cuando consumimos un producto que contiene aspartamo, enseguida queremos seguir consumiendo más de ese producto. El aspartamo, junto con el glutamato monosódico (presente en centenares de productos que encontramos en los supermercados convencionales), son los dos aditivos considerados como más adictivos.

Si te preocupa el asunto de los aditivos, consulta nuestro reportaje  lista de aditivos alimentarios peligrosos y seguros.

Cómo detectarlo

Casi todas las sustancias químicas, especialmente si son peligrosas o sospechosas de serlo, vienen camufladas con distintos nombres. El aspartamo lo encontramos en las etiquetas como aspartamo o como E-951 en distintos productos:

    • Todo tipo de productos light, como refrescos muy conocidos, cacao en polvo 0% azucares, zumos….
    • Medicamentos
    • Yogures
    • Bebidas
    • Edulcorantes sintéticos
    • Chicles y golosinas
    • Snaks
    • Cremas y salsas precocinadas
    • Productos procesados
    • Cajas de cereales procesados
    • También lo podrás encontrar como “ASPARTAMO” en la sección de sustitutos del azúcar

Así las cosas, mejor evitar el aspartamo. Si quieres conocer alternativas saludables para endulzar tus platos, visita nuestra entrada sobre edulcorantes naturales.

¿Quién dice la verdad?

Obviamente existen dos versiones. El fabricante asegura que se trata de un producto salubre. Pero te aseguramos que después de ver el documental a una le quedan pocas dudas. Es más, conociendo las poco ortodoxas prácticas de la multinacional Monsanto (productora de transgénicos) y prestando un poco de atención a nuestro sentido común, al escuchar las declaraciones que aparecen en este documental, a una se le ponen los pelos de punta.

Todo el proceso resulta altamente sospechoso. Cargos públicos de la FDA (responsable de velar por el interés del consumidor) que no quisieron contribuir a su aprobación fueron despedidos y todos aquellos que lo impulsaron fueron ascendidos y generosamente premiados. Todas las personas con graves problemas de salud mejoraron en cuanto dejaron de tomar aspartamo (excepto aquellas que sufrieron consecuencias irreversibles). Parte del personal científico que participó en el proceso de aprobación denunció sus efectos sin ser escuchado y fue finalmente sustituido por personas más “leales” a la compañía.

Sin duda, también nos pueden engañar en el documental. Pero como decimos siempre, ante la duda, mejor echar mano de aquello que ha sido utilizado desde hace siglos sin efectos negativos. Si no quieres engordar (ni enfermar) no tomes bebidas comerciales llenas de sustancias químicas, ni light ni no light. ¡Bebe agua! ¡Bebe zumo de limón! ¡Aliméntate con productos naturales no procesados!

Conocer esta información puede ser desagradable o molesto, pero absolutamente necesario en los tiempos que corren, sobre todo teniendo en cuenta que existen alternativas saludables:

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page