Descubre la importancia de la dieta en la depresión y el sistema nervioso. Te hablamos de los alimentos imprescindibles y del combustible necesario para mantener el cerebro y el sistema nervioso a pleno rendimiento.

Dieta para la Depresión y el Sistema Nervioso

Definitivamente, lo que comemos afecta al modo en que nuestro cerebro gestiona las emociones y el estrés. En este artículo te contamos cuáles son los alimentos con los que se nutre el cerebro y el sistema nervioso. Sin ese combustible, ni las neuronas, ni los neurotransmisores, ni el sistema nervioso en general, pueden funcionar correctamente.

Alimentos que “construyen” el cerebro

Antes de darte unas pautas generales para elaborar una dieta para la depresión y el sistema nervioso, echemos un vistazo a algunos nutrientes imprescindibles para el buen funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso. Imagina que quieres construir un hogar confortable. Para construirlo necesitas tres componentes esenciales: unos arquitectos que dirijan la operación (aminoácidos), energía para poder enchufar las máquinas (carbohidratos), un buen material de construcción (ácidos grasos esenciales) y unos obreros que participen en las labores (vitaminas y minerales).

    • Aminoácidos: los arquitectos

      Los aminoácidos son los principales reguladores de la bioquímica en el cerebro. Tanto las actividades que se llevan a cabo dentro del cerebro como la relación entre el cerebro y el resto del organismo (a través del sistema nervioso) se realizan a partir de “mensajeros bioquímicos” llamados neurotransmisores. Pues bien, los aminoácidos son un componente esencial en este juego, ya que muchos de ellos actúan como neurotransmisores o participan en su actividad. El triptófano es uno de los aminoácidos estrella cuando hablamos de evitar la depresión. Es precursor de la serotonina, un neurotransmisor relacionado con la felicidad y el placer, esencial a su vez para la producción de la melatonina (implicada en el ritmo de sueño, descanso, longevidad y bienestar). Para poder obtener las cantidades necesarias de aminoácidos esenciales es necesario ingerir proteína de calidad. Más abajo veremos dónde obtenerla.

    • Carbohidratos complejos: la energía

      Así como los aminoácidos son los principales encargados de regular la actividad del cerebro, los hidratos de carbono son su fuente de energía, es decir, su alimento. Los hidratos de carbono se convierten en último término, dentro del organismo, en glucosa. Y el cerebro es uno de los principales consumidores de glucosa (consume hasta el 25% de la glucosa disponible). Sin embargo, no todos los hidratos de carbono tienen en el mismo efecto ni son igual de eficaces. Los alimentos ricos en azúcares simples se lanzan al torrente sanguíneo alterando el índice glucémico (diabetes), mientras que los carbohidratos complejos se almacenan en el hígado y el organismo lo toma poco a poco, dependiendo de sus necesidades, sin alterar la glucosa en sangre. Más abajo veremos qué alimentos son ricos en carbohidratos complejos.

    • Ácidos Grasos Insaturados: el material de construcción

      En los alimentos y en nuestro cuerpo existen distintos tipos de grasas. Las grasas saturadas se acumulan como energía (aunque es menos eficiente que los cabrohidratos). En cambio, las grasas insaturadas (especialmente los ácidos grasos esenciales, que son poliinsaturados) forman parte de las membranas celulares. Es decir, con ellos se construyen las paredes celulares y por lo tanto son los cimientos con los que construimos nuestra casa. Cuando las paredes celulares son flexibles y fluidas, la célula puede alimentarse correctamente, ya que por ella pasan los nutrientes. De este modo, los ácidos grasos esenciales desempeñan un papel esencial en la actividad cerebral. Enseguida comprobaremos qué alimentos los contienen.

    • Vitaminas y minerales: Los obreros

      Las vitaminas y los minerales, de un modo u otro, son esenciales para llevar a cabo numerosas reacciones químicas en el organismo. No entraremos en complejas explicaciones, basta decir que son como obreros necesarios en la construcción. Cuando se trata de la salud del cerebro y el sistema nervioso, algunos de ellos cobran especial relevancia como las vitaminas del grupo B, la vitamina C o el magnesio.

Dieta para la depresión y el sistema nervioso

Una vez vistos los nutrientes esenciales para la salud del cerebro y el sistema nervioso, veamos cuáles son los alimentos que los contienen y cuáles han de ser las bases de una buena dieta para prevenir o mejorar un estado de depresión, tristeza o ansiedad:

Cereales, legumbres, frutos secos y semillas

Cuando combinamos cereal + legumbre y añadimos a la dieta algunas semillas y frutos secos, estamos obteniendo todos los aminoácidos esenciales necesarios para el buen funcionamiento del cerebro (y de todo el organismo). Pero es que, además de proteína completa, estamos introduciendo otros elementos imprescindibles como carbohidratos complejos (energía para el cerebro), fibra, vitaminas y minerales. Además, los frutos secos y las semillas son importante fuente de ácidos grasos esenciales. Los más recomendados por su contenido en aminoácidos, ácidos grasos esenciales, vitaminas del grupo B y magnesio son:

Pescado azul

El pescado azul, además de aportarnos también proteína de alto valor biológico, destaca por su alto contenido en ácidos grasos Omega 3 (esencial  como “material de construcción”). Los más aconsejados por su riqueza en ácidos grasos esenciales son:

    • Sardinas
    • Salmón
    • Atún
    • Anchoa

Aceites

Algunos aceites vegetales de primera presión en frío suponen también una excelente fuente de grasas insaturadas. El aceite de oliva virgen extra es el que mejor resiste el calor, de modo que es el que debemos usar para cocinar. El resto, deben ser consumidos crudos y de procedencia ecológica:

Vegetales y otros

Una dieta equilibrada debe contener una gran abundancia y variedad de vegetales. Consumidos crudos es como mayor valor nutritivo tienen. Por supuesto, no debemos olvidar que la procedencia ecológica evita los pesticidas, aditivos, metales pesados, etc. Los más recomendables para la salud del sistema nervioso son:

Recomendaciones para elaborar la dieta

Te mostramos a continuación algunas recomendaciones y sugerencias para que elabores una dieta a tu medida, gustos y necesidades que te ayude a mantener un buen equilibrio bioquímico en el cerebro y el sistema nervioso:

Si llevas una temporada tristona o depresiva, echa un vistazo a nuestro reportaje cómo la mente crea felicidad o sufrimiento.

¿Por qué una dieta para la depresión?

Cuantos más avances se producen en biología y más conocimiento tenemos de la bioquímica de nuestro organismo, más evidente resulta la influencia definitiva de la dieta en la salud y en el desarrollo de distintas patologías. La explicación es tan sencilla como que los alimentos son, en realidad, elementos bioquímicos con capacidad para interactuar con nuestras células, del mismo modo que lo hacen los medicamentos. Solo que lo hacen de una manera mucho más moderada y, por lo tanto, más segura.

Una depresión profunda o una alteración drástica del sistema nervioso puede requerir el uso de fármacos, pero, la mayor parte de las veces, la solución a estados depresivos, de tristeza o ansiedad moderados es tan sencilla como elegir bien los alimentos con los que nos nutrimos. ¿Es más faćil y práctico tomar un ansiolítico? Sí, sin duda. Comprometerse a seguir una dieta equilibrada y unos hábitos de vida saludables, replantearse los pilares que nos sustentan o gastar cierto dinero en masajes o terapias naturales da más pereza y es mucho menos práctico e inmediato. Pero quizá vaya siendo hora de aceptar que somos un todo y que los parches para la tristeza o depresión son eso, parches, y pueden provocar otros problemas mayores que, tarde o temprano, también tendremos que solucionar.

En cambio, adoptar un compromiso con la salud y la vida es una ecuación redonda; no hay camino de ida y vuelta ni cara oculta de la moneda.

Como siempre, para poder discernir la información relevante, es importante tener conocimiento de causa. Informarse, informarse e informarse todavía más es esencial para tomar las riendas y comprometerse con la salud. Si tienes episodios de depresión o alteraciones en el sistema nervioso, después de leer este artículo y tomarlo como referencia, te aconsejamos que, además de ponerte en manos de una persona profesional especializada, te comprometas con tu propia salud e investigues el por qué, el cómo y las causas últimas para así poder poner remedio de manera definitiva. 

Aunque pensamos que el mejor consejo que te podemos dar es ese (el del compromiso), si por el motivo que sea estás atravesando una época en la que te resulta imposible seguir una dieta adecuada, puedes complementar la alimentación con algunos micronutrientes importantes para el cerebro (echa un vistazo a algunos micronutrientes para el cerebro en nuestra tienda online).

te puede interesar de nuestra tienda…

Vecti-Seren.  Nutergia

 

Roll-on Dolor de Cabeza Bio.  Ladrom

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page