Alimentos y dieta para las distintas afecciones de la piel: acné, dermatitis, eccema, psoriasis, arrugas y celulitis

Dieta para  Afecciones de la Piel

En este reportaje, vamos a revisar algunas características específicas de distintas afecciones de la piel y su relación con la dieta y algunos alimentos favorables o perjudiciales que pueden incidir, de manera determinante, en el desarrollo y evolución de la enfermedad, así como en su recuperación.

Como sabes, cada vez más especialistas otorgan a la alimentación un papel primordial a la hora de regular las alteraciones bioquímicas del organismo y, por lo tanto, a la hora de restablecer la salud y el equilibrio.

Dieta para la piel

Antes de entrar a revisar los factores específicos de cada afección de la piel, y que deben ser tenidos en cuenta dependiendo de cuál sea nuestro problema, es importante dejar claro un asunto.

Una dieta para la piel (aunque incluya algunos alimentos o nutrientes específicos) no difiere de una dieta equilibrada sin más (buena para la piel y para todo el organismo). El problema es que, muchas veces, no tenemos claro en qué consiste verdaderamente una dieta equilibrada, ya que no solo entran en juego los alimentos que escogemos, sino su procedencia, el modo en que los cocinamos, con qué ingredientes los combinamos, etc. De hecho, todas estas premisas tienen una importancia bastante mayor de lo que pueda parecer a primera vista. Por ejemplo, si incluimos numerosos vegetales a la dieta pero los compramos en un super convencional (con aditivos, pesticidas, transgénicos, etc) y los cocemos a fuego fuerte durante una hora… entre comer eso y nada, poca diferencia hay. Bueno, sí la hay: que introducimos en el cuerpo sustancias nada beneficiosas.

Por eso, aunque en seguida vamos a revisar aspectos particulares del acné, eccema, dermatitis, psoriasis, arrugas o celulitis, es importante que tengas claro que todas esas recomendaciones deben estar incluidas en una dieta sana. Para aprender a elaborar una dieta responsable conociendo las razones, y para que las respuestas que buscas sean más efectivas, te rogamos que eches un vistazo a nuestro artículos: cómo elaborar una dieta sana y equilibrada, conceptos básicos de alimentación saludable, ejemplos sanos de desayuno, comida y cena y menú semanal saludable (o menú semanal saludable vegetariano).

Revisemos ahora algunos conceptos dietéticos fundamentales de las distintas afecciones de la piel:

Dieta para el acné

El acné es una afección inflamatoria de las glándulas sebáceas con una producción excesiva de sebo que provoca obstrucción y posibles infecciones. Aunque existen numerosos factores de riesgo que tienen que ver con la edad, el sexo, la situación hormonal, etc, el origen del acné no parece estar muy claro. Sin embargo, cada vez más profesionales lo atribuyen a un mecanismo de eliminación, un intento del organismo por expulsar al interior macromoléculas y sustancias tóxicas que viajan por la sangre hasta la piel para ser eliminadas.

Por lo tanto, a la hora de prevenir y tratar el acné, es necesario llevar a cabo una detoxificación del organismo; este ha de ser el objetivo primordial al seguir una dieta para el acné. La mejor manera de hacerlo es gradualmente y con mucha paciencia. Por supuesto, es mucho más cómodo echar mano de cremas sofisticadas o pastillas milagrosas, pero piensa que todos esos parches siguen siendo toxinas que tu cuerpo, tarde o temprano, tendrá que eliminar, por mucho que escondan momentáneamente los síntomas. La otra opción, aunque más lenta e incómoda, supone un remedio bastante más eficaz y seguro a largo plazo. ¿Cómo detoxificar el organismo gradualmente? Pues siguiendo, en líneas generales una dieta con un PH equilibrado que proporcione todos los nutrientes imprescindibles y elimine del organismo las sustancias tóxicas (tal y como te sugerimos en los reportajes anteriormente mencionados). Estas son algunas particularidades a la hora de elaborar una dieta para el acné:

Si quieres más información sobre el acné, puedes consultar: causas del acné y hábitos saludables, remedios caseros eficaces para el acné, aceites vegetales y esenciales para pieles acnéicas y mascarilla casera astringente para el acné. Quizá también te interesen las propiedades de la arcilla en la piel, ya que tiene efectos muy beneficiosos en caso de sufrir acné.

Dieta para el eccema y la dermatitis atópica

En el caso del eccema y la dermatitis, destaca el componente alérgico. Además, este tipo de afecciones de la piel suelen estar relacionadas con el asma y algunas disfunciones del intestino. Por lo tanto, además de seguir una dieta equilibrada, hemos de tener en cuenta que todos los alimentos saludables para el sistema respiratorio y para la salud del intestino, ejercerán un efecto beneficio en la piel eccemática o atópica. Por el contrario, todos aquellos alimentos que obstruyan el intestino, lo debiliten, o sean susceptibles de provocar alergias, tendrán efectos negativos.

Por supuesto, en el caso de la dermatitis, se hace especialmente relevante el hecho de evitar sustancias tóxicas en el ambiente, la ropa, la cosmética, etc. De hecho, el número de personas con sensibilidad química múltiple, alergias y dermatitis se ha disparado de manera paralela al desarrollo industrial. Por lo tanto, comprueba los tóxicos que hay en el hogar, olvídate de la cosmética industrial (comprueba las ventajas de la cosmética natural) y usa productos de limpieza naturales, entre otras cosas.

Estas son algunas particularidades a la hora de elaborar una dieta para el el eccema y la dermatitis:

    • Alimentos desaconsejados. Algunos alimentos que es importante evitar en caso de dermatitis y eccema son la leche y los lácteos, las grasas saturadas, el gluten, maíz, soja, huevos, pescado, carne, marisco y almendras.
    • Alimentos imprescindibles. Algunos de los alimentos más recomendados en caso de dermatitis o eccema son los probióticos y prebióticos para sanear la flora intestinal, alimentos ricos en ácidos grasos esenciales, y alimentos especialmente beneficiosos para el aparato respiratorio (brócoli, ajo, cebolla, algas marinas, pomelo, alcachofa, borraja, arroz integral, sarraceno, levadura de cerveza y aceite de oliva virgen extra.
    • Otros. En el caso de la dermatitis y el eccema, influye notablemente el estado emocional y muchas veces, las crisis agudas coinciden con momentos de estrés y conflicto. En este sentido, el yoga y la meditación son fabulosas herramientas.

Si tienes la piel atópica quizá te interesen estos reportajes: crema natural para la dermatitis, aceites vegetales y esenciales para pieles sensibles, mascarilla casera para calmar las pieles sensibles, usos de la arcilla blanca en la piel.

Dieta para la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad de la piel que puede tener distintas causas, entre ellas el factor hereditario y el estrés físico o emocional. Se trata de una enfermedad que puede generar trastornos psicológicos dependiendo de su agresividad, ya que suele ser crónica y persistente. Aunque existen autores que señalan distintos factores nutricionales como causantes o potenciadores, en líneas generales coinciden en señalar que los alimentos que contribuyen a desintoxicar el hígado, así como los antioxidantes y los ácidos grasos esenciales, son los más recomendados para facilitar la recuperación.

    • Alimentos desaconsejados. De nuevo, todos aquellos que intoxican el hígado como las grasas saturadas, los azúcares simples y harinas refinadas, el exceso de proteína animal, la leche, los aditivos, los productos procesados, transgénicos, etc.
    • Alimentos imprescindibles. Los antioxidantes (el brócoli, el ajo, las uvas, los arándanos, la granada, la cúrcuma, el té verde, cítricos, algas marinas…), los ácidos grasos esenciales (semillas, frutos secos, pescado azul y, en general, una dieta rica en vegetales ecológicos y cereales + legumbres.
    • Otros. En el caso de la psoriasis, el estrés cobra especial importancia. Desde luego se trata de un enemigo a nivel general, pero es importante comprender que en este caso su impacto es determinante.

Dieta para las arrugas y el envejecimiento de la piel

En el caso de las arrugas y el envejecimiento de la piel hemos de poner especial énfasis en todos aquellos alimentos que tienen especial relevancia en la oxidación del organismo, así como aquellos que favorecen la producción de colágeno. Algunas de las sustancias con mayor poder antioxidante (y por lo tanto, antienvejecimiento) son la vitamina C, vitamina A y vitamina E, el selenio, el zinc, los polifenoles, terpenos y compuestos azufrados… no te asustes, en seguida te diremos cuáles son los alimentos más ricos en estas sustancias:

    • Alimentos desaconsejados. En general, todos aquellos que contribuyan a oxidar el organismo, es decir, grasas saturadas y grasas trans, productos procesados con aditivos alimentarios, carne industrial, exceso de proteínas, alimentos acidificantes, una dieta pobre en vegetales, etc.
    • Alimentos imprescindibles. Todos aquellos con acción antioxidante y que son, entre otros, el brócoli, el ajo, las uvas, los arándanos, la granada, la cúrcuma, el té verde, los cítricos y, en general, una dieta rica en vegetales ecológicos y cereales integrales como el arroz.
    • Otros. El estrés es uno de los peores enemigos de la longevidad y la juventud. Por eso, para evitar arrugas, una vida amorosa y satisfactoria es un factor esencial, al igual que lo es dormir profundamente y descansar lo suficiente.

Si tienes un envejecimiento prematuro de la piel quizá te interese leer: prevención y tratamiento casero de las arrugas, cómo hacer un masaje antiarrugas, aceites vegetales y esenciales para pieles maduras, mascarilla casera antiarrugas

Dieta para la celulitis

La celulitis no es en sí una enfermedad de la piel, sino la consecuencia de practicar malos hábitos. En este caso la solución parece clara: adelgazar, evitar las grasas saturadas y hacer ejercicio. Por mucho que nos vendan en los anuncios cremas milagrosas y por muy duro que sea afrontarlo, estas son las soluciones más duraderas y efectivas. Incluso más efectivas que la cirugía ya que, en primer lugar, supone una agresión innecesaria para el cuerpo y, en segundo, si persistimos en mantener hábitos poco saludables, la celulitis vuelve a aparecer.

    • Alimentos desaconsejados. Grasas saturadas, carne industrial, productos procesados, aditivos alimentarios, bebidas light con aspartamo, bebidas industriales, sal de mesa, azúcar refinado, dulces, bollería industrial…
    • Alimentos imprescindibles. Alcachofa, algas marinas, puerro, zanahoria, ajo, cebolla, brócoli, cúrcuma, granada, plantas aromáticas, levadura de cerveza, cereales integrales y legumbres y, sobre todo, una gran cantidad y variedad de vegetales frescos de temporada.
    • Otros. ¿Qué te vamos a contar que no sepas ya? Hacer ejercicio… ¡La clave definitiva!

Si tienes celulitis, quizá te interese leer: cómo eliminar la celulitis con hábitos saludables, productos naturales para la celulitis, cómo hacer un masaje anticelulítico, mascarilla anticelulitis corporal casera, vendas frías caseras para la celulitis, remedio casero para la retención de líquidos, tratamiento spa casero anticelulítico

 

te puede interesar de nuestra tienda…

Leche corporal nutritiva.  Weleda

BetaCaroteno Natural.  Lamberts

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page