Repasamos algunos de los suplementos que han demostrado ser más eficaces a la hora de mantener un equilibrio bioquímico adecuado en el cerebro y evitar así la depresión.

Cuáles son los Suplementos más Eficaces para la Depresión

Son muchos los factores que pueden desencadenar una depresión, endógenos y exógenos, y casi siempre están relacionados e interactúan entre sí. Es decir, que nuestra salud bioquímica, y con ello también la psicológica, depende de una gran cantidad de factores como el modo en que funciona nuestro organismo en su totalidad y también, por supuesto, los hábitos y costumbres que implantamos en nuestras vidas. Desde lo que comemos, hasta lo que hemos heredado genéticamente, pasando por las ondas electromagnéticas que conviven en nuestro hogar…

Pero más allá de las causas que pueden desencadenar una depresión, en este artículo nos centraremos en revisar algunos de los suplementos que han resultado ser, según diversos estudios clínicos, los más eficaces contribuyendo a la buena salud psicológica y emocional. No te vamos a aburrir con los resultados de dichos estudios,  ya que las explicaciones y nomenclaturas requieren ciertos conocimientos muy técnicos, pero esta es una lista, a modo de resumen, de los suplementos que, en consenso, señalan numerosos estudios y publicaciones. Recuerda que la información que te ofrecemos es orientativa, y que ante la duda, siempre debes consultar con especialistas que realicen un diagnóstico y tratamiento personalizado:

Ácidos Grasos Omega 3 contra la depresión

Los seres humanos no podemos producir o fabricar de manera interna ácidos grasos Omega 3, por lo que es necesario ingerirlos a partir de la dieta. Por eso se les llama ácidos grasos esenciales. Son diversos los estudios clínicos efectuados en los últimos 10 años que señalan una clara relación entre la depresión y los niveles particularmente bajos de ácidos grasos Omega 3 (EPA y DHA) en el tejido celular.

Como siempre, lo ideal es obtenerlos a través de la dieta, pero nuestro sistema terriblemente industrializado utiliza procesos de fabricación que nos privan, cada vez más, de encontrar en el mercado productos verdaderamente saludables y ricos en nutrientes.

Para empezar, casi todos los productos supuestamente “enriquecidos” con Omega3, son un verdadero engaño al consumidor, puesto que las cantidades de Omega 3 son irrisorias comparadas con los niveles terapéuticos necesarios, por no hablar de la cantidad de otras sustancias nada beneficiosas que los acompañan.

Los ácidos grasos Omega3 son muy sensibles a la luz, el calor y el oxígeno, por lo que debes tener cuidado en su conservación y privar los suplementos de estos factores. Las dosis recomendadas en caso de depresión oscilan alrededor de los 1000 mg y los 2500 mg diarios (la ingesta media de Omega 3 a partir de la dieta ronda los 150mg).

Además, los ácidos grasos Omega 3:

    • Fortalecen el sistema cardiovascular
    • Poseen propiedades antiinflamatorias
    • Estimulan el sistema inmunológico
    • Favorecen el correcto funcionamiento del sistema nervioso
    • Fortalecen la salud de las membranas celulares
    • Ayudan en los trastornos asmáticos

Vitamina B6 y B12 contra la depresión

Un estudio publicado por American Journal of Clinical Nutrition en 2010, entre otros muchos, muestra que los adultos con carencias de vitamina B6 y Vitamina B12 tienen mayor riesgo de sufrir depresión. En general, todas las vitaminas del grupo B son necesarias para un buen funcionamiento del sistema nervioso.

Las personas vegetarianas corren el riesgo de mostrar deficiencias en vitamina B12, puesto que solamente podemos obtenerla a partir del reino animal. Por ello, es conveniente que si sigues una dieta vegetariana, te asegures de tomar suplementos de vitamina B12.

La dosis recomendada de vitamina B6 y Vitamina B12 varía dependiendo de la edad, el sexo y otros criterios. En caso de depresión se recomiendan dosis entre 1.5 y 2.5 mg al día de vitamina B6 y entre 100 y 1000 mcg diarios de vitamina B12. Recuerda que para que la vitamina B12 se asimile mejor, es conveniente tomarla junto con un suplemento de ácido fólico (400mcg).

Además las vitaminas del grupo B, en general:

    • Contribuyen al metabolismo energético celular
    • Favorecen el buen funcionamiento del sistema nervioso
    • Fortalecen el sistema digestivo y gastrointestinal
    • Ayudan a la formación de glóbulos rojos
    • Contribuyen a la formación de ácidos grasos y proteínas endógenas
    • Favorecen el correcto funcionamiento de las células de la médula ósea

Hipérico (Hierba de San Juan) contra la depresión

Con respecto a esta planta, una de las más universalmente utilizadas desde el principio de los tiempos para tratar la depresión, existen numerosos y muy diversos estudios que muestran sus efectos antidepresivos comparables absolutamente a los fármacos sintéticos con la misma finalidad, pero con muchos menos efectos secundarios. De hecho, el hipérico tiene una leve incidencia del 3% de efectos secundarios leves como insomnio o alergias. Sin embargo, en algunos casos de esquizofrenia, Alzheimer o trastorno bipolar puede empeorar los síntomas. No debe utilizarse durante el embarazo y es importante tener en cuenta que puede interactuar con otros medicamentos, por lo que, en caso de duda, siempre debes consultar con  especialistas.

La dosis recomendada oscila entre los 300 y los 600 mg al día.

Además, el hipérico:

    • Mejora la calidad del sueño
    • Estimula el sistema inmunológico
    • Es antitumoral
    • Ayuda al sistema digestivo
    • Está indicado en afecciones del sistema respiratorio
    • Tiene propiedades analgésicas
    • En forma de aplicación externa es cicatrizante y antiinflamatorio

Triptófano (o 5HTP) contra la depresión

El triptófano es un aminoácido esencial que nuestro cuerpo no puede fabricar y, por lo tanto, debemos ingerir a partir de la dieta. El triptófano tiene un papel determinante a la hora de fabricar serotonina, un neurotransmisor relacionado con la felicidad, la calma, el placer y la tranquilidad. Para poder asimilar de manera eficaz el triptófano y que nuestro organismo pueda utilizarlo, es necesario a su vez que mantengamos niveles óptimos de Vitamina B6 y de Magnesio. Cuando una persona dispone de niveles bajo de triptófano, sufre incapacidad para sintetizar otras vitaminas, puede desencadenar una depresión, dificultar el crecimiento de los niños y niñas, puede mostrar vulnerabilidad en el sistema inmunológico y sobre todo, puede desencadenar trastornos en el sistema nervioso.

La forma en la que el triptófano es más eficaz para combatir la depresión y estimular la producción de serotonina es cuando lo tomamos en forma de suplemento, es decir, como aminoácido aislado, con el estómago vacío, antes de dormir y a ser posible habiendo cenado un par de horas antes algún tipo de glúcido y sin proteínas. Dependiendo de la finalidad terapéutica para la que se quiera utilizar el suplemento de triptófano, las dosis habituales oscilan entre los 1000 y los 4000 mg diarios.

Además, el triptófano:

    • Favorece el sueño
    • Adelgaza
    • Retrasa el envejecimiento
    • Es antitumoral
    • Es necesario para la síntesis de la vitamina B3
    • Tiene propiedades analgésicas

Vitamina C contra la depresión

Los suplementos de vitamina C funcionan particularmente bien en casos de depresión bipolar. La carencia de vitamina C puede provocar fatiga crónica y sensación de cansancio y tristeza. Además, cada vez son más las personas que utilizan los suplementos de vitamina C en caso de demencia, Alzheimer, falta de concentración, o déficit de atención.  En general, la vitamina C nos ayuda a disponer de más fuerza, más energía y más optimismo, además de contribuir en numerosos procesos fisiológicos del organismo.

Existen algunas controversias al respecto de si las dosis altas de vitamina C son perjudiciales. En principio, en una persona sana, el exceso de vitamina C se elimina por la orina, por lo que no parece suponer ningún riesgo para la salud. Por otra parte, existen autores y científicos que señalan a la vitamina C como una de las principales responsables en la curación del cáncer cuando se toma en dosis muy altas. Sin embargo también existen publicaciones que la contraindican (en dosis altas) en caso de angioplastia, diabetes o cálculos renales. El exceso de vitamina C puede interactuar con algunos medicamentos como en el caso de los estrógenos, medicamentos para el cáncer, para el VIH o el colesterol.

Las dosis habituales para favorecer un buen estado anímico oscilan entre los 500 y los 2000 mg diarios. No obstante, en caso de duda, te aconsejamos como siempre que visites a una persona especialista que te indique una dosis apropiada a tus particularidades.

Ten en cuenta que la vitamina C:

    • Previene el envejecimiento prematuro
    • Reduce el riesgo de padecer cáncer
    • Previene y trata el resfriado común
    • Baja la presión arterial
    • Reduce el riesgo de infecciones pulmonares
    • Previene el endurecimiento de las arterias
    • Mejora el rendimiento físico
    • Baja el colesterol
    • Previene el acné y otras enfermedades de la piel
Como siempre, nuestro consejo es que o bien te pongas en manos de una persona profesional y especialista en quien confíes plenamente, o bien investigues exhaustivamente cuáles son tus características personales y las muchas opciones que existen para superar una depresión.

No olvides que un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada, la práctica de ejercicio regular y moderado, el sueño y descanso reparador y una vida afectiva y emocional satisfactoria pueden obrar verdaderos milagros.

Además de procurarte un cuidado específico a través de los suplementos, es importante que revises tus hábitos y conductas, puesto que, como bien sabemos, somos seres complejos que requieren soluciones complejas, no específicas. Lo importante es mimarse en el sentido más amplio de la palabra: una sola pastilla, un solo paseo, un solo abrazo… no nos van a solucionar nada, pero un conjunto de todas esas cosas, seguramente sí. A eso se le llama cuidar de un@ mism@.

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page