Te proponemos una crema con propiedades antiinflamatorias y calmantes, como las de farmacia pero completamente natural, económica y fácil de hacer en un minuto

Crema Casera para Dolores Musculares: Superefectiva!

En este reportaje te vamos a explicar cómo hacer una crema casera superefectiva para dolores musculares crónicos (los típicos dolores de espalda, cuello, etc)… mismas propiedades que las cremas de farmacia que nos venden en los anuncios pero completamente natural, ecológica, barata y encima… se hace en un momento!

Qué necesitas

Para elaborar esta crema casera para dolores musculares necesitarás:

Esta fórmula es maravillosa, pues como veis, contiene todas las propiedades antiinflamatorias y calmantes de muscos aceites vegetales y esenciales.

Si quieres tener una crema realmente buena, te recomendamos que los uses todos, pero si no quieres gastarte tanto dinero, al menos que lleve árnica como aceite vegetal y menta como aceite esencial.

Cómo hacer la crema

A continuación, te vamos a explicar todos los pasos que debes seguir para elaborar esta crema terapéutica. Las cantidades que te proponemos son para hacer una cantidad de aproximadamente 30ml (las dosis de aceites esenciales están calculadas para esta cantidad, no eches más de los que te decimos).

    • Añade en un bol 3 cucharadas soperas de arcilla blanca
    • Ve añadiendo, poco a poco, aceite vegetal de árnica y de caléndula a partes iguales (si solo tienes árnica, añade el de árnica) y ve removiendo con la arcilla hasta que se forme una textura cremosa (ten en cuenta que necesitarás casi un bote entero de aceite vegetal, pues la arcilla absorbe mucho y necesitarás bastante aceite). Puedes ir corrigiendo la textura añadiendo más aceite para diluir o añadiendo más arcilla para espesar.
    • Cuando ya hayas conseguido una textura de crema que sea de tu gusto, añade 10 gotas de aceite esencial e siempreviva + 10 gotas de aceite esencial de manzanilla romana + 5 gotas de aceite esencial de menta.
    • Remueve todo bien y ya tienes lista tu crema terapéutica para dolores musculares, completamente natural.

No hace falta que guardes esta crema en la nevera siempre y cuando tengas en cuenta algunos consejos básicos de conservación:

    • Guárdala en un armario cerrado en el baño
    • Procura que no le de la luz ni reciba mucho calor (cuanto más fresca, mejor)
    • No la dejes abierta (los aceites esenciales son volátiles y se evaporan si entran en contacto con el aire del exterior, así que ábrela lo justo para coger la crema cuando vayas a usarla y ciérralo rápido).
    • Esta crema te durará unos 6 meses… notarás que se ha enranciado por el olor (será diferente)… aún así no es peligrosa, simplemente habrá perdido sus propiedades terapéuticas.

Consulta estos consejos para el uso de aceites esenciales

Cómo aplicar y usar la crema

Esta crema te proporcionará frío en la zona donde la apliques (sobre todo gracias a la menta) y te desinflamará la zona. Lo mejor es que la apliques con un suave masaje para favorecer la penetración de los aceites vegetales y esenciales en las capas profundas de la piel.

Aplícala cuantas veces creas necesario a lo largo del día.

Las propiedades de los aceites vegetales y los aceites esenciales llegan al torrente sanguíneo a través de las diferentes capas de la piel.

Al tratarse de arcilla blanca, no mancha, por lo que después de aplciar con un suave masaje, puedes vestirte con a ropa tranquilamente. Si te interesan otras aplicaciones de la arcilla, consulta:

te puede interesar de nuestra tienda…

aceite-vegetal-de-arnica-oshadhi-100-ml

arcilla-blanca-avogel-400g

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page