Te explicamos qué es la copa menstrual, cómo funciona, cómo usarla, sus muchas ventajas y por qué sus “aparentes” inconvenientes no son, en realidad, tan importantes

Copa Menstrual: Ventajas e Inconvenientes

En este reportaje te explicamos qué es la copa menstrual, cómo usarla, dónde comprarla y cuáles son las mejores. También te hablamos de las muchas ventajas de la copa menstrual y desmontamos sus “aparentes” inconvenientes.

¿Qué es la copa menstrual?

La copa menstrual es un recipiente de silicona que se inserta en la vagina y que, a diferencia de los tóxicos tampones, no retiene el flujo sino que lo contiene en su interior hasta que se expulsa. Además, tiene la importantísima ventaja de que solo tendrás que gastar una vez, pues dura hasta 10 años.

Aunque cada vez va siendo más popular, lo cierto es que la gran mayoría de mujeres desconoce que este producto existe. ¿Por qué? Porque solo tiene que comprarse una vez y a los gigantes empresariales que dirigen el mundo no les interesa demasiado invertir en un producto que reporte tan pocos beneficios. Menos mal que compensando, existen pequeños fabricantes solidarios y comprometidos que no necesitan grandes fortunas para ser felices y coherentes.

Según nuestra propia experiencia, la copa menstrual es uno de los mejores inventos del mundo. Es posible que de primeras sientas algún reparo. En este reportaje resolveremos tus dudas al respecto.

¿Cómo se usa la copa menstrual?

La copa menstrual se introduce en la vagina igual que haríamos con un tampón. Eso sí, es redonda y más grande por lo que, para introducirla, es necesario doblarla. Ya en el interior, ella misma se abre fácilmente y de forma natural, no es necesario hacer nada. El flujo, en lugar de ser absorbido como en el caso del tampón, permanece dentro del recipiente hasta que se saca. Luego, es tan fácil como sacarla, vaciarla en el inodoro y lavarla. Para extraerla, todas ellas llevan una especie de extensión de la que hay que tirar (sale fácilmente, sin molestia alguna y es segura, es decir, no mancha). Cuando no la has probado, todo esto suena complicado, pero no lo es en absoluto; todo lo contrario.

La copa menstrual puede contener bastante más flujo del que absorbe un tampón; quitarla y ponerla es lo más fácil del mundo, no se nota ni se siente, resiste perfectamente bien las posturas de la noche y es absolutamente práctica e higiénica.

Los “aparentes” inconvenientes de la copa menstrual

Decimos “aparentes” porque, en realidad, no tiene inconveniente alguno. Es cierto que al principio su uso puede resultar extraño porque es muy diferente de usar tampones (luego hablaremos de ellos y de su gran peligro). Veamos algunos de los “peros” que suelen escucharse y nuestra réplica al respecto:

    • Me da asquito

      Es cierto que usando tampones a penas tenemos que ponernos en contacto con la sangre (cosa triste que despreciemos nuestro propio cuerpo). Sin embargo, con la copa vaginal, seremos perfectamente conscientes de lo que hay en el interior de nuestro organismo. La sangre se ve y se siente. Pero, lejos de resultar una experiencia desagradable (como nos hace creer la publicidad y esta sociedad increíblemente machista en la que vivimos), resulta una excelente oportunidad para conocerse mejor y sentir el potencial de la vida. Sí, una siente una especie de comunión con el mundo y con su energía femenina :) Además, es limpia e higiénica. Si usas un poco de papel higiénico para tirar de la extensión al sacarla, es bastante difícil llegar a mancharse. Es cierto que conviene lavarla en cada cambio y aunque lo normal es tener un lavabo a mano cerca del inodoro, no siempre es posible. Pues bien, incluso en ese caso no ofrece ningún problema. Después de vaciarla, simplemente límpiala con un poco de papel higiénico antes de volver a ponerla.

    • Es complicado de poner y quitar

      Nada más alejado de la realidad. En cualquier tienda donde la compres te explicarán cómo usarla y doblarla para ponerla. De hecho, tienes  vídeos en youtube donde te explican cómo hacerlo. No ofrece ninguna molestia, se hace fácilmente, no mancha y es igual de práctica que los tampones (de hecho, más).

    • Creo que me va a molestar

      No molesta nada. No se siente nada. Es cierto que es importante elegir una copa menstrual cuyo tirador sea redondeado. Los hay lisos y rugosos (para facilitar la expulsión) que pueden molestar, aunque se aconseja que el tirador se corte con unas tijeras a la altura ergonómica de cada cual. Nuestro consejo es que compres una copa que tenga el tirador redondeado… son los únicos que no molestan en absoluto ni se sienten en absoluto.

Las muchas ventajas de la copa menstrual

Por contra, estas son algunas de las muchas ventajas de la copa menstrual:

    • Salud

      Esta es la principal y más importante ventaja de la copa menstrual. Quizá no lo sepas, pero los tampones convencionales contienen sustancias altamente tóxicas. Para empezar, contienen blanqueantes con dioxinas (potente cancerígeno), fibras sintéticas que producen muertes por shok tóxico (infórmate al respecto si no nos crees), asbesto para incrementar la hemorragia, etc. Consulta nuestro artículo sobre tampones y compresas tóxicos; te resultará indignante y desagradable, pero estarás un paso más cerca de la salud y la coherencia.

    • Ahorro importante de dinero

      Incluso aunque nades en la abundancia y el dinero no suponga un problema para ti, gastar inútilmente es un sinsentido. Y ese es el caso de los tampones. Una de las mejores sensaciones de usar la copa menstrual es dejar de enriquecer a los grandes destructores del planeta y de la salud de las personas.

    • Generosidad con el mundo

      Casi todos los accesorios de higiene (toallitas, tampones, compresas, etc) de las firmas convencionales tardan cientos de años en descomponerse, pues llevan infinidad de sustancias sintéticas bastante tóxicas, para ti y para el medio ambiente. Usar la copa menstrual es una manera de contribuir a la salud del planeta.

    • Practicidad

      La copa menstrual es, insistimos, práctica, cómoda e incluso más útil que los tampones, pues es capaz de contener el flujo de muchas horas, incluso para mujeres con menstruación abundante (hay distintos tamaños).

    • Contacto con la feminidad

      Nuestra opinión es que, lejos de ser desagradable, es una oportunidad fabulosa para conocer nuestro propio cuerpo y ponernos más en contacto con él.

Recuerda que las copas menstruales suelen estar disponibles en las tiendas de productos ecológicos. Si no tienes ninguna cerca, también puedes conseguirlas fácilmente en internet, a través de tiendas online ecológicas.

Si estás en un proceso de cambio y te sientes inspirada para eliminar tóxicos de tu vida y disfrutar así de una vida y un entorno más natural y saludable, quizá te interesen estos artículos:

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page