Te contamos los principales efectos en la salud de la contaminación electromagnética, de dónde proceden esas fuentes de exposición electromagnéticas y cómo podemos evitarlas. Un reportaje que no puedes perderte

Contaminación Electromagnética: Efectos, Dónde está y Cómo Evitarla

Tal y como ya te contábamos en nuestro artículo “Contaminación Electromagnética: ¡Intolerable!” las multinacionales de telecomunicaciones parecen ejercer una presión económica tan brutal en los gobiernos y en nuestra vida, según numerosas fundaciones, asociaciones y organizaciones de consumidores y afectados, que la desinformación al respecto hacia la ciudadanía es intolerable.

Aunque te recomendamos que leas el artículo mencionado, te hacemos un pequeño resumen de sus efectos y de los estudios que existen al respecto, y más adelante te informaremos de cuáles son las principales fuentes de exposición y cómo podemos evitarlas.

Efectos en la salud de la contaminación electromagnética

Según un informe titulado “Informe sobre los efectos de los campos electromagnéticos en el sistema endocrino humano y otras patologíaspresentado por el  Dr. Darío Acuña Castroviejo, Catedrático de Fisiología de la Universidad de Granada, estos son algunos de los trastornos que puede provocar la contaminación electromagnética. Este es el ejemplo que te mostramos, pero los estudios al respecto son muy numerosos y todos parecen coincidir en sus conclusiones:

    • Trastornos neurológicos:  Irritabilidad, migraña, astenia, excitabilidad, alteraciones sensoriales, mareos y temblores.
    • Trastornos cardiopulmonares:  Alteraciones en la frecuencia cardíaca, modificaciones de la tensión arterial y alteraciones vasculares periféricas.
    • Trastornos reproductivos: Trastornos del ciclo menstrual, infertilidad, aborto, disminución de la libido sexual.
    • Cáncer:  Leucemias y tumores del sistema nervioso central.
    • Trastornos hormonales:  Trastornos en la producción de melatonina y hormonas sexuales.
    • Trastornos dermatológicos:  Dermatitis y alergias cutáneas
    • Trastornos inmunológicos:  Trastornos en el sistema de inmunovigilancia infecciosa y tumoral.

Referencias, evidencias y estudios científicos

A continuación, te ofrecemos un pequeño resumen de algunas evidencias, estudios, publicaciones y manifiestos interesantes sobre los que puedes investigar. En el reportaje que antes mencionábamos  “Contaminación Electromagnética: ¡Intolerable!” te explicamos algunos de los datos más interesantes. No obstante, te facilitamos una lista de informaciones relevantes que contienen datos y opiniones de expertos verdaderamente escandalosos:

    • Informe de la World Assiciation of Cancer Research.
    • Manifiesto Contra la Contaminación Electromagnética, presentado en Madrid el 22 de Junio de 2011 por más de 500 colectivos sociales (entre ellos la World Association of Cancer Resear, Ecologistas en Acción, y todo tipo de asociaciones de afectados).
    • Informe del  Instituto de Higiene del Trabajo e investigadores de las enfermedades profesionales de la URSS sobre los síntomas relacionados con las radiaciones electromagnéticas.
    • Bibliografía presentada por Zory R. Glaser, del Naval Medical Research Institute de denuncias de los fenómenos biológicos y las manifestaciones clínicas atribuidas a microondas y radiofrecuencias”  con más de 2.000 estudios que asocian este tipo de radiación a multitud de disfunciones en el organismo humano.
    • Libro “The Zapping of America” de Paul Brodeur.
    • Artículo de la Sociedad Interdisciplinaria de Medicina Ambiental sobre el impacto en la salud de la tecnología inalámbrica (la derivada de teléfonos móviles, DECT, etc).
    • Manifiesto Freiburger Appeal: más de 40.000 firmas después de encontrar una relación de causa-efecto entre un aumento en la exposición a los campos electromagnéticos y un dramático aumento de enfermedades graves y crónicas.
    • Informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) donde reconoce oficialmente la electrosensibilidad como una “enfermedad real y a veces incapacitante”.
    • Estudio REFLEX 20 del Colegio de Médicos de Viena (Wiener Ärztekammer) que muestra el daño genético de las radiaciones electromagnéticas.
    • Informe Bioinitiative: efectos de la exposición prolongada a la radiofrecuencia y radiación de microondas de los teléfonos móviles, teléfonos inalámbricos, torres de telefonía móvil, wifi y otras tecnologías inalámbricas (dolor de cabeza, fatiga, insomnio, mareos, cambios en la actividad de ondas cerebrales y dificultades de concentración y memoria).
    • La Resolución de Londres que solicita a los gobiernos que protejan a los niños de cualquier daño producido por campos electromagnéticos (CEM).
    • El Estudio Interphone, cuyos ambiguos resultados fueron motivo de diferentes interpretaciones entre los autores del informe, reconoce finalmente una relación directa entre el uso de teléfonos móviles y el tumor cerebral.
    • La IARC, Agencia internacional para la Investigación del Cáncer, dependiente de la OMS, declara que los teléfonos móviles son posibles cancerígenos.

Principales fuentes de exposición a la contaminación electromagnética

El Informe presentado por la World Association of Cancer Research, en el que califica de intolerable la manipulación informativa hacia los ciudadanos, señala estas como principales fuentes de contaminación electromagnética:

    • Centros de Transformación
    • Subestaciones Eléctricas
    • Líneas de Alta tensión
    • Antenas de telefonía
    • Radares
    • WIFI
    • Wimax
    • WLAN
    • Bluetooth

Cómo evitar la contaminación electromagnética

A continuación te dejamos un decálogo para evitar la contaminación electromagnética publicado por la Fundación Vivo Sano en su Página Web vivosano.org, una página que, sin duda te invitamos a visitar, puesto que contiene información relevante y extremadamente interesante al respecto:

    • Vigile si cerca de los edificios donde vive o trabaja existen antenas de telecomunicaciones, en especial las de teléfonos móviles, líneas de alta tensión, tendido eléctrico o transformadores urbanos.
    • Evite el uso de teléfonos móviles. Úselos solo cuando sea estrictamente necesario. Se sentirá mejor. No permita que los niños menores de 14 años utilicen habitualmente los móviles. Mantenga el teléfono móvil alejado de la cabeza y del cuerpo siempre que sea posible, utilizando el manos libres. No lleve conectado el Bluetooth si no lo necesita.
    • Evite colocar lavadoras, microondas, hornos, calderas, cocinas de inducción o vitrocerámicas contiguos a los dormitorios. La pared permite el paso de las radiaciones que emiten estos aparatos, incluso cuando están apagados.
    • Compruebe que su instalación eléctrica no emite más radiaciones de lo estrictamente necesario y que las tomas de tierra funcionan bien.
    • Evite el uso de determinados materiales como basaltos o granitos, algunas cerámicas y hormigones y ciertos tipos de gres, que pueden ser fuente de gas radón. Si el inmueble tiene estos materiales, es necesaria una buena ventilación.
    • Evite los lugares cerrados con aire acondicionado, las ventanas impracticables y los materiales artificiales
    • Evite niveles elevados de electricidad estática provocados por materiales sintéticos (moquetas, tejidos, encimeras de cocina, mobiliario, etc.). Coloque humidificadores, utilice calzado con suelas conductoras y haga uso de materiales naturales.
    • Evite localizar su casa u oficina en áreas con elevados niveles sonoros.
    • Población de riesgo: los niños, los enfermos y las mujeres embarazadas son la población más sensible a los efectos de contaminantes geoambientales.
    • No coloque coloque aparatos eléctricos en la mesilla de noche como radio-despertadores, teléfonos inalámbricos o móviles cargándose. Los colchones de muelles y las camas articuladas eléctricas también deben evitarse.
    • Realice un ESTUDIO DE SALUD GEOAMBIENTAL PROPFESIONAL si no esta seguro de los tóxicos a los que puede estar expuesto.
Como ves, no se trata de un tema que debamos tomar a la ligera, puesto una actitud de desidia o pesimista no nos conducirá a ninguna parte. Analiza tus rutinas, comprueba qué riesgos y condiciones rodean tu hogar, evítalos si puedes, y comparte esta información con tus amigos, familiares y conocidos para que cada vez seamos más las voces que se alzan contra esta tiranía económica a la que todos los ciudadanos nos vemos sometidos y por la cual pagamos un precio demasiado elevado. ¡Actúa!

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page