Descubre cómo aliviar rápida y fácilmente los dolores agudos de espalda con un sistema práctico, económico y muy sencillo. Además, cualquier persona puede darte este masaje con ventosas que te aliviará en un momento.

Cómo Usar Ventosas en Casa para el Dolor de Espalda

En este reportaje vamos a enseñarte un truco fantástico para aliviar inmediatamente los dolores musculares de espalda (o cualquier parte del cuerpo) fácilmente utilizando ventosas.

Existe una terapia oriental llamada Terapia de Ventosas, muy compleja, basada en puntos reflejos del organismo… pero no vamos a explicarte nada tan complicado. Aunque eso sí, te recomendamos que para cualquier problema, pruebes esta fantástica terapia de manos de un o una profesional cualificada.

El truco que hoy te proponemos es mucho más sencillo. Para aliviar problemas musculares de espalda, tan solo tendrás que comprar una ventosa con globo o pelota… enseguida te explicamos cómo.

Qué hace la ventosa

La ventosa funciona atrapando el tejido dentro del vaso contenedor de la ventosa gracias al efecto “vacío”. Al arrastrar la ventosa por la piel de la zona afectada, lo que conseguimos es:

DESPEGAR LOS TEJIDOS DAÑADOS

Cuando sufrimos una contractura o dolores musculares que normalmente conllevan pequeñas roturas del tejido, lo que ocurre es que la masa muscular se adhiere.

Con la inflamación, se forma una especie de pegamento que impide el normal funcionamiento del músculo. Pues bien, la ventosa despega estos tejidos, los libera, los separa, y solamente este propósito ya nos aliviará enormemente.

Despegar la piel del tejido interno ayudará a que el dolor se reduzca y podamos disfrutar de una mejor movilidad.

AUMENTAR EL FLUJO SANGUÍNEO

Al pasar la ventosa por el músculo dolorido, aumentaremos el flujo sanguíneo (veremos cómo enseguida la zona se pone roja) y este flujo también ayudará a que la sangre circule mejor y el músculo se restablezca antes.

MASAJEAR LA ZONA

La ventosa ejerce una función muy similar a lo que ocurre cuando damos un masaje.

Masajea la zona fácilmente sin necesidad de saber aplicar maniobras de quiromasaje. Obviamente, mucho mejor acudir a la consulta de un especialista que nos de un buen masaje y unos estiramientos. Pero si nuestra economía no anda muy brillante, o no tenemos tiempo, o se trata de un dolor agudo puntual que queremos resolver, sin duda la ventosa es un fantástico remedio casero que te aliviará al momento… ¡ya verás!.

Cómo usar la ventosa

Para llevar a cabo este remedio fantástico, sigue estos pasos:

ACEITE VEGETAL

Extiende un poco de aceite vegetal por la zona afectada (el mejor para estos casos es el aceite vegetal de hipérico o el de árnica), pero si no tienes, puedes usar simplemente aceite de oliva. También puedes echar un vistazo a esta crema casera para dolores musculares.

COLOCA LA VENTOSA

Ahora, coloca la ventosa sobre la zona muscular dolorida apretando el globo superior de la ventosa. Cuando esté bien colocada, suelta el globo. Verás como el aire entra dentro del globo y la piel queda adherida a la ventosa por el efecto “vacío” de la succión.

MASAJEA CON LA VENTOSA

Una vez que la piel esté bien atrapada dentro, recorre toda la zona dolorida. Por ejemplo, si tienes contracturas musculares en la espalda, recorre toda la espalda.

No te quedes solo en la zona que duele (recuerda que todo en nuestro cuerpo son cadenas musculares que están relacionadas y que afectan unas a otras, por lo tanto, lleva a cabo esta terapia por una zona amplia para aliviar todo el conjunto de cadenas musculares que afectan a la contractura).

DETECTA LA CONTRACTURA

Cuando empieces a dar el masaje con la ventosa, verás enseguida cómo las zonas afectadas se ponen de color rojo intenso.

Es una forma fantástica de detectar dónde exactamente está el problema. Verás que toda la espalda se enrojece, pero encontrarás varios puntos con un color más intenso… ahí están las contracturas. Esto te servirá para pasar la ventosa más veces por esa zona y así aliviar el dolor.

DESPEGAR LOS TEJIDOS

Al principio puede que te resulte algo incómodo o que te cueste mover la ventosa. No te preocupes, según vayas pasándola, la piel se irá despegando de los tejidos y correrá mejor.

La persona tratada empezará a sentir un alivio rápido (ya sabes, ese dolor que resulta gozoso porque te libera).

También interesa muchas veces pasar la ventosa por la zona de la columna vertebral, para despegar las vértebras de la piel y mejorar así la movilidad de toda la espalda.

Dónde conseguir la ventosa

Este tipo de ventosas las conseguirás en cualquier tienda de terapias naturales.

Si en tu localidad no hay ninguna, siempre puedes recurrir a internet. En Amazon las tienes y las puedes conseguir fácilmente. Aquí te dejamos un enlace como ejemplo: Ventosa en Amazon.

Las tienes de cristal o de plástico. Para este tipo de remedio casero no importa que elijas una u otra. Lo importante es que lleven en la parte superior el globo o pelota de goma para poder hacer la succión sin fuego ni otros requisitos más complejos.

Beneficios de las ventosas en los dolores musculares

En cuanto la pruebes, verás la mejoría asombrosa y rápida que se produce. Es como tener un masajista en casa sin necesidad de pagar :) (aunque obviamente mejor ir a consulta del masajista).

Pero, como decíamos, en casos de urgencia o de falta de dinero, es una buena solución. Es más, este masaje te lo pueden dar incluso los niños (mi hija me pasa la ventosa cuando tengo dolor de espalda:)

Además de los dolores musculares, esta ventosa también es fantástica para movilizar la grasa de las piernas (consulta el videotutorial automasaje anticelulítico con ventosa).

En definitiva, lo que va a hacer la ventosa es despegar los tejidos, aumentar el flujo sanguíneo y con ello ayudar  a limpiar las impurezas y favorecer el correcto funcionamiento del tejido externo e interno.

¡No dejes de probarlo!

te puede interesar de nuestra tienda…

aceite-vegetal-de-hiperico-bio-labiatae

aceite-vegetal-de-arnica

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page