Aprende a medir tu grado de acidez-alcalinidad con el PH de la orina. Te indicamos cómo hacerlo, a qué hora, qué valores son normales o anormales y qué factores es necesario tener en cuenta.

Cómo Medir el PH o Grado de Acidez-Alcalinidad

Para medir el grado de acidez o alcalinidad en el organismo (PH) tenemos dos opciones. O bien medimos el PH sanguíneo, lo que requiere complicadas pruebas, o bien medimos el PH de la orina, algo que resulta mucho más cómodo, sencillo y accesible.

No obstante, para medirlo correctamente, debemos tener en cuenta algunos factores importantes que vamos a revisar en este artículo.

PH sanguíneo no es igual que PH de la orina

Para que nuestro cuerpo pueda mantener la vida y desarrollar correctamente todas sus funciones, necesita mantener un nivel de PH concreto en la sangre, que oscila en un rango muy reducido (entre 7.34 y 7.47). El valor ideal es 7.40. Para medir este valor, es necesario realizar una prueba arterial.

Sin embargo, la orina arrastra elementos ácidos procedentes del metabolismo y presenta valores diferentes. Por lo que al hacer una prueba a través de la orina, hemos de tener en cuenta que unos valores normales se presentarían en un rango entre 6 y 7. Valores inferiores a 5.5 indican exceso de ácidos (acidosis) y niveles superiores a 7.5 indican exceso de sustancias alcalinas (alcalosis).

¿Cómo hacer la prueba?

Para realizar una medición de nuestro estado de acidez o alcalinidad tan solo tenemos que comprar en cualquier farmacia unas tiras reactivas que presentan distintos colores dependiendo de la acidez o alcalinidad.

Realizar la prueba es tan sencillo como introducir la tira en la orina y esperar a los resultados. No obstante, para poder obtener datos fiables, conviene tener en cuenta algunos consejos:

    • Realizar varias mediciones

      Para poder obtener datos fiables es necesario realizar varias pruebas a lo largo del día, o incluso realizarlas a lo largo de varios días y después sacar la media de todas ellas. ¿Por qué? Porque dependiendo de numerosos factores como el estrés, el ejercicio, la dieta, etc, se pueden presentar valores diferentes. Midiendo una gran cantidad de ellos, podremos obtener resultados más definitivos.

    • A qué hora

      Por ejemplo, si vamos a realizar 3 pruebas, conviene realizar la primera prueba por la mañana, la segunda antes de comer y la tercera antes de cenar.

Factores que intervienen

Si queremos obtener unos resultados que nos ofrezcan unos valores fiables, es necesario comprender que en esa medición entran en juego algunos factores importantes. Para que la prueba resulte más eficaz, procura:

    • Cotidianidad. Realizar las pruebas en momentos que representen de manera fiel tu cotidianidad, es decir, que no esté ocurriendo nada extraordinario como una etapa concreta de estrés, una infección, fiebre, etc.
    • Dieta. Seguir una dieta idéntica a la que realizas normalmente (ten en cuenta que si esa misma semana consumes numerosos vegetales, aparecerán valores más alcalinos y que, si por el contrario, consumes mucha carne o productos procesados, se presentarán valores más ácidos.
    • Factores. Tener en cuenta que existen muchos factores que pueden alterar los resultados como: toma de medicamentos, suplementos dietéticos, enfermedad, nerviosismo, trabajo físico o intelectual, etc.

Descubre la importancia del equilibrio ácido-alcalino para entender exactamente qué es el PH, revisa cuáles son las causas, consecuencias y soluciones para la acidosis y comprueba cuáles son los alimentos más ácidos y más alcalinos para seguir una dieta equilibrada y una buena higiene alimenticia.

te puede interesar de nuestra tienda…

Oligobiol A Nutergia

Oligoviol B Nutergia

 

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page