Cómo realizar, paso a paso, una limpieza facial completa en casa con un método natural y saludable.

Limpieza Facial Completa en Casa

En este reportaje vamos a explicarte cómo hacer una limpieza facial completa en casa, paso a paso y cómodamente, para dejar la piel limpia de impurezas y preparada para las agresiones externas.

Las pieles sanas y limpias no requieren higiene facial, ya que unos mínimos cuidados son suficientes para mantenerla llena de vida. Sin embargo, hay cierto tipo de pieles, sobre todo las pieles grasas, que requieren una limpieza facial relativamente habitual para poder eliminar los puntos negros, la acumulación de grasa o incluso los granitos infectados.

Ingredientes y utensilios para una limpieza facial completa 

Para hacer la limpieza o higiene facial en casa necesitarás:

    • Una olla pequeña: La usaremos para hervir agua y utilizar el vapor para abrir los poros
    • Papel higiénico: Nos servirá para extraer los puntos negros y espinillas
    • Sal del Himalaya (o sal común): Con la que realizaremos el peeling
    • Arcilla verde en polvo y un pepino: Para elaborar la mascarilla depurativa
    • Aceite vegetal: La elección de aceites vegetales dependerá de tu tipo de piel. Si tienes la piel seca usa aceite vegetal de aguacate; si tienes la piel grasa usa aceite vegetal de jojoba; si tienes la piel sensible, usa aceite vegetal de caléndula.
    • Aceite esencial de tomillo (o tomillo) y aceite esencial de árbol del té: los usaremos para desinfectar y limpiar en profundidad.

Primer paso: Baño de vapor

El baño de vapor es necesario para que los poros del rostro se abran y poder así extraer fácilmente las impurezas, los puntitos negros o las espinillas sin tener que forzar la piel ni apretar hasta hacernos daño. Para hacer el baño de vapor, sigue estos pasos:

    • Por música que sea de tu agrado.
    • Pon agua a calentar en una olla pequeña y añade una gota de aceite esencial de tomillo (o un puñadito de tomillo seco) y llévalo a la ebullición. El tomillo tiene propiedades desinfectantes que nos ayudarán en el proceso.
    • Cuando esté hirviendo, baja un poco el fuego.
    • Coloca la cabeza encima de la olla a una distancia cómoda. Lo suficientemente cerca como para recibir el vapor por toda la cara y lo suficientemente lejos como para no quemarte ni estar incómoda.
    • Apoya los brazos a los lados y disfruta, durante 15 minutos, de tu música favorita y de un poco de relax.
manual cosmetica natural vidnaturalia

Segundo paso: Extracción de comedones

Pasados los 15 minutos recibiendo el vapor, habremos conseguido que los poros se abran y estaremos listas para extraer las impurezas. Para realizar la extracción de comedones o puntitos negros, ve al baño, colócate frente al espejo y sigue estos pasos:

    • Recorta dos pedacitos de papel higiénico y enróllalos alrededor del dedo índice de cada mano. Utilizando papel evitaremos infectar las zonas problemáticas.
    • Si tienes las uñas largas, mejor será recortarlas ya que, de otro modo, será imposible extraer las espinillas sin hacernos daño.
    • Para extraer las espinillas, deberás presionar alrededor del comedón (a ambos lados con ambos dedos índices) hasta que la suciedad salga al exterior. Si ves que un puntito negro o una zona se te resiste, no insistas. Es mejor dejarla que hacerte una escabechina.
    • Además de sacar todos los puntos negros específicos que veas en el rostro, puedes hacer “barridos” desplazándote mientras presionas, para eliminar impurezas que no se vean a primera vista. Las zonas como la barbilla o la nariz suelen requerir este tipo de barridos.
    • ¡Listo! Ya tenemos la cara limpia de puntos negros.

Tercer paso: Exfoliación

Una vez que hayamos limpiado la piel de impurezas seguiremos con la exfoliación. Antes de empezar, déjate colocado en el baño el aceite vegetal que vayas a usar y la sal.

    • Abre la mano y echa un chorrito del aceite vegetal en la palma (más o menos una cucharada sopera)
    • Sobre el aceite, añade un pellizco de sal (más o menos la puntita de una cucharadita de café)
    • Remueve los dos ingredientes frotando con las manos y aplica la mezcla por todo el rostro
    • Una vez extendida la mezcla por el rostro, realiza pequeños círculos por toda la cara con los dedos índice y corazón. Al frotar la piel realizando círculos las células más superficiales se desprenderán y con ello fomentaremos la producción de células nuevas en allas capas profundas de la epidermis.
    • Una vez repasadas todas las áreas del rostro, abre el grifo y aclara con agua abundante.

Cuarto paso: Mascarilla de nutrición

Ahora que ya hemos limpiado la piel y hemos eliminado las células muertas, vamos a elaborar y a aplicar una mascarilla para calmar la piel y para nutrirla con elementos esenciales.

    • Bate medio pepino pequeño en la batidora.
    • Añade 2 cucharadas de arcilla verde en polvo a un bol de madera. Las propiedades de la arcilla en la piel son extraordinarias y, más concretamente, la arcilla verde tiene un magnífico poder de limpieza y detoxificación.
    • Añade al cuenco de la arcilla el pepino que has batido previamente. El pepino es una de las frutas más útiles en frutoterapia, especialmente para las pieles grasas, ya que ayuda a regular la producción de sebo y además es un buen depurativo.
    • Remueve hasta conseguir una textura cremosa de mascarilla. Si te ha quedado demasiado espesa, añade un poco de agua. Si te ha quedado demasiado líquida, añade más arcilla.
    • Una vez que hayas conseguido una textura de tu agrado, añade 3 gotas de aceite esencial de árbol del té. Es un gran desinfectante y, además, ayuda a secar rápidamente los granitos.
    • Remueve de nuevo para que se mezclen bien todos los ingredientes.
    • Aplica la mascarilla por todo el rostro y déjala actuar durante 15 o 20 minutos.
    • Retira con unas esponjillas y agua abundante.

Quinto paso: Producto hidratante

Para dejar la piel impecable y terminar nuestra sesión de limpieza facial casera, tan solo nos queda hidratar la piel. Una vez que hayas retirado la mascarilla y ya no queden restos, sigue estos pasos:

¡Listo! Piel reluciente para mucho tiempo. Recuerda que no es aconsejable realizar limpiezas de este tipo (con extracción de comedones y exfoliación) más de una vez al mes. Consulta cuáles son los mejores cuidados diarios, semanales y mensuales para la piel del rostro.

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page