Qué es la caspa, cuáles son las causas de su aparición y soluciones naturales para evitar la caspa

Causas y soluciones naturales para la caspa

Para superar la caspa, no solo es importante utilizar tratamientos externos naturales y olvidarnos de una vez por todas de las sustancias químicas tóxicas que nos envenenan, sino que también es necesario saber qué es la caspa, qué factores incrementan el riesgo de aparición y cuáles son los hábitos  saludables que nos ayudarán a superarla.

Qué es la caspa

La caspa es una afección de la piel que sufren muchas más personas de las que creemos. Consiste en la reproducción excesiva de células en el cuero cabelludo que se acumulan formando escamas. Estas escamas se desprenden, poco a poco, formando pequeñas motas blancas que es lo que conocemos como caspa. La dermatitis seborréica, que es su nombre científico, produce escozor o irritación en los casos más graves. Además, no podemos olvidar a un habitual protagonista de la caspa, el hongo Malassezia Furfur, que hace que la dermatitis se haga más agresiva y el cuadro general empeore.

Esta afección de la piel no siempre se presenta en la cabeza, sino que también puede aparecer en las cejas, inglés, axilas, etc.

Causas de la caspa

Estas son algunas de las causas más comunes en la aparición de la caspa:

    • Exceso de glándulas seborréicas que, o bien funcionan insuficientemente (provocando escamas) o bien en exceso (provocando grasa). La dermatitis seborréica produce inflamación de la piel e irritación. Si también sufres exceso de grasa en la piel, te recomendamos un tratamiento cosmético elaborado con una mezcla de los mejores aceites vegetales y esenciales para pieles grasas.
    • En otras ocasiones, la caspa es una manifestación de otras enfermedades más graves como el parkingson, sida o apoplejía.
    • En la mayor parte de los casos la caspa aparece como una combinación de varios factores. Por ejemplo, el hongo anteriormente mencionado metaboliza la grasa presente en el cuerpo cabelludo y puede estar presente en la cabeza una persona sana. Pero cuando crece demasiado rápido se produce una descamación excesiva y aparecen los síntomas más evidentes como la irritación.

Pero, de manera indirecta, aunque no por ello menos reactiva, estos son algunos factores que pueden causar o intervenir en el desarrollo de la caspa:

Soluciones naturales para la caspa

A continuación te hablamos de algunos hábitos y consejos útiles que puedes poner en práctica y con los que deberías comprometerte si realmente quieres dejar de sufrir esta molesta afección capilar.

    • Utiliza productos naturales

      Una de las principales consecuencias de utilizar las miles de sustancias químicas incorporadas a todo tipo de productos (un poquito del champú, un poquito de la crema, un poquito del dentífrico, un poquito del limpiacristales, un poquito del detergente de la ropa… y un tristemente larguísimo etc) es el espectacular aumento de enfermedades de la piel, alergias y otros trastornos relacionados con la inmunidad, como el cáncer, de las que nuestra civilización esta siendo testigo. ¡Utiliza productos naturales para todo! Aprende a distinguir los productos de calidad y elabora tus propios remedios caseros naturales. Para la caspa te proponemos 3 remedios naturales eficaces (champú casero anticaspa, mascarilla casera anticaspa y loción anticaspa). Y por supuesto, si te gusta teñirte el pelo, utiliza henna natural.

    • Mejora tu alimentación

      Cualquier enfermedad está relacionada con un fallo en nuestro sistema inmunológico. Pero es que, para que nuestras células especializadas en la defensa puedan realizar sus funciones correctamente, debemos proporcionarles el alimento adecuado y un entorno libre de tóxicos, es decir, un organismo limpio y depurado. ¡Aprende a comer bien! Ingiere abundantes frutas y verduras, ácidos grasos esenciales, reduce el consumo de carne y proteína animal, evita la leche de vaca, consume abundantes algas, semillas de sésamo, almendras, basa tu dieta en legumbres y cereales (sobre todo arroz integral) y fundamentalmente, bebe agua en abundancia, evita el estreñimiento y deja de consumir alimentos procesados, transgénicos y aspartamo (productos light).

    • Practica la postura sobre la cabeza (yoga)

      Para fortalecer nuestro sistema inmunológico, no solo es necesario comer bien, sino también practicar ejercicio regular y moderado como el yoga En particular, para la caspa, te recomendamos que realices todos los días (poco a poco, con paciencia) la postura sobre la cabeza de yoga, también llamada sirshasana, ya que estimula el riego sanguíneo en la cabeza y con ello favorecerás la eliminación de sustancias tóxicas, la oxigenación y la correcta nutrición de las células de esa zona.

    • Relaja las emociones

      Cuidar nuestro cuerpo es esencial, pero sin olvidar nuestra parte emocional o incluso espiritual. Para superar la caspa (o cualquier otra enfermedad) es necesario que te comprometas con tu propio cuidado interno y externo. Te aconsejamos que practiques la meditación, que tomes las medidas necesarias para dormir bien y descansar en profundidad, que pongas remedio al estrés cuando se te apodere y que tengas muy en cuenta algunos hábitos imprescindibles para tu bienestar.

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page