Las causas de una depresión pueden estar relacionadas con algo interno (factores biológicos) o con acontecimientos externos (factores psicosociales). Revisamos las causas más comunes de depresión.

Causas de Depresión: Por qué Aparece una Depresión

La depresión en los países desarrollados se ha convertido casi en un problema de salud pública. Cada vez hay más personas con depresión y los motivos por los que aparece pueden ser muchos.

Afortunadamente ya no es un tema tabú y existe mucha documentación por la que poder empezar a informarse para solucionarla. Primero, conviene conocer todos los aspectos de la depresión, los tipos de depresión, el tratamiento de la depresión y, como en este caso, las causas de la depresión.

Causas de depresión

En general, podemos establecer dos causas generales de depresión:

    • Causas biológicas: Tienen que ver con algo que sucede dentro de nuestro cuerpo
    • Causas psicosociales: Tienen que ver con circunstancias externas
En realidad, la mayoría de las depresiones tienen causas multifactoriales, es decir, no se debe a una sola cosa sino a varias que se dan a la vez. Pero clasificar las depresiones nos ayuda a comprenderlas mejor o incluso a decantarnos por uno u otro tratamiento. 

En cualquier caso, hemos de tener claro que tanto si se trata de causas biológicas, como de causas psicosociales, el resultado es el mismo: un trastorno fisiológico en el cerebro por el que las sustancias que nos proporcionan placer o felicidad dejan de funcionar y entramos en depresión.

Causas Biológicas de Depresión

Aunque los factores externos (estrés, vida social, mala alimentación, etc) pueden incrementar el estado depresivo, las depresiones llamadas endógenas tienen su causa principal en un trastorno fisiológico, es decir, sus causas están relacionadas con algo que ocurre dentro del organismo.

Las principales causas biológicas de una depresión son:

    • Herencia genética como causa de depresión: Las familias con miembros depresivos (estivalmente depresión bipolar) tienen a ser heredadas por sus descendientes (estudios revelan aproximadamente una tendencia del 20%)
    • Cambios hormonales como causa de depresión: En este sentido, la mujer tiene muchas más papeletas de tener varias depresiones a lo largo de su vida (de hecho, se sabe que de las personas que sufren depresión, solo 1/3 son hombres, mientras que 2/3 son mujeres). La menstruación, el embarazo, el parto o la menopausia producen cambios hormonales que pueden ser causa de depresiones leves o mayores.
    • Factores de edad como causa de una depresión: En los niños, adolescentes y, sobre todo en personas mayores, los cambios fisiológicos también pueden ser causa de una depresión o pueden aumentar la predisposición a sufrirla.
    • Trastornos del sueño como causa de depresión: La ingesta de tóxicos, ciertas enfermedades, dolores o trastornos respiratorios pueden producir insomnio. El insomnio mantenido durante mucho tiempo es una causa muy probable de depresión.
    • Fármacos como causa de depresión: La ingesta habitual de ciertos fármacos como los anticonceptivos, la quimioterapia y otros pueden ser causa de trastornos en la fisiología cerebral y producir una depresión.
Si quieres acceder a información ampliada sobre las causas biológicas de depresión, consulta nuestro artículo “Causas biológicas de depresión”.

El tratamiento más habitual para este tipo de depresiones biológicas suele ser el tratamiento farmacológico con inhibidores de la recaptación de serotonina. La verdad es que son bastante eficaces, aunque como siempre, te recomendamos que antes de abusar de medicamentos, pongas en marcha un plan naturista de salud integral:

Causas Psicosociales de Depresión

La otra vertiente de causas en la aparición de una depresión tienen que ver con el entorno de una persona y su forma de gestionar los acontecimientos de la vida.

Las causas psicosociales más comunes de depresión son:

    • Estrés como causa de depresión: Cuando se vive una situación muy estresante prolongada en el tiempo es bastante frecuente que derive en una depresión. El estrés produce una serie de cambios biológicos (sustancias que se liberan en el organismo cuando sufrimos estrés) que pueden terminar provocando trastornos en la fisiología neurológica y causando una depresión mayor.
    • Vida laboral como causa de depresión: Los conflictos laborales, un despido, el cansancio prolongado en el tiempo, etc, también son responsables de generar un cansancio fisiológico que causa depresión. 
    • Vida social como causa de depresión: Las relaciones con los demás, la muerte de un ser querido, una ruptura de pareja, los problemas de familia, el maltrato, etc… pueden ser también causantes de una depresión. 
    • Insatisfacción vital como causa de depresión: Cuando no somos felices con la vida que llevamos, aunque llevemos tanto tiempo sintiéndonos así que ya nos parezca normal, podemos estar, en realidad, sufriendo una depresión. La culpabilidad, la dependencia y la autodestrucción son síntomas de una vida insatisfecha y causa probable de depresión.
En todo caso, no debemos olvidar que también los factores psicosociales terminan por producir alteraciones biológicas, por lo que, aunque el tratamiento más efectivo en estos casos suele ser la psicoterapia, en ciertos casos se hace necesario el fármaco (sobre todo cuando hay riesgo de suicidio).

te puede interesar de nuestra tienda…

Curso Aromaterapia y Cosmética Natural

Aceite Esencial de Lavanda BIO Labiatae

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page

Artículos Relacionados