Bronquitis: qué es, tipos de bronquitis, síntomas, causas y tratamiento natural con zumos, caldos, suplementos, aceites esenciales y otros remedios naturales

Bronquitis: Tratamiento Natural

La bronquitis es una inflamación de los bronquios y de la mucosa respiratoria. Esta mucosa, cuando se inflama, es un excelente territorio para los microbios que pueden llegar a provocar una infección.

Tipos de bronquitis

    • Aguda: suele estar derivada de un resfriado o proceso infeccioso respiratorio y, por lo general, remite a los pocos días (entre 15 días y un mes)
    • Crónica. Está relacionada con patologías del sistema respiratorio, tabaquismo, polución, obesidad o edad avanzada. Consiste en una tos persistente que no remite con el tiempo y que resulta mucho más difícil de sanar.

Causas

    • Infecciones previas (catarro, gripe, afecciones respiratorias)
    • Debilidad del sistema inmunológico
    • Otras patologías respiratorias o cardíacas
    • Tabaco, tóxicos en el hogar, polución

Síntomas

    • Fiebre
    • Debilidad, malestar
    • Dolor de cabeza, muscular, bronquial o de garganta
    • Tos y expectoración seca o con mocos
    • Dificultad respiratoria

Tratamiento natural de la bronquitis

    • Dieta para la bronquitis

      Conviene realizar durante los días de crisis ayuno de zumos y caldos vegetales que incluyan abundancia de alimentos con azufre (ajo, cebolla, puerro). Los zumos mejor de cítricos (limón, naranja, kiwi, pomelo). Evitar por completo la leche y el trigo u otros cereales con gluten. Para más información, consulta dieta para la bronquitis

    • Suplementos para la bronquitis

      Tomar suplementos específicos para reforzar el sistema inmunológico contra virus e infecciones, especialmente la Vitamina C y equinácea. Los productos de apicultura también resultan muy adecuados: propóleo (antibiótico natural), miel, polen y jalea real, así como la levadura de cerveza y el ajo.

    • Vahos con aceites esenciales para la bronquitis

      Especialmente indicado para la bronquitis son los baños de vapor con aceites esenciales (consultar con especialista, especialmente en caso de personas mayores y niños o niñas). El mejor para este caso es el aceite esencial de eucalipto o el de menta. Para realizar los vahos, calienta agua en una olla y cuando rompa a hervir échala en un cuenco  y añade 2 gotas de aceite esencial de eucalipto. Coloca el cuenco de agua sobre una mesa o una silla y pon la cabeza sobre el cuenco (lo suficientemente lejos como para que resulte confortable) y cúbrete con una toalla. Tomar el baño de vapor durante, al menos, media hora. También puedes utilizar el aceite esencial de lavanda (inspirando directamente del recipiente en los ataques de tos) o el de menta como remedio casero para el dolor de cabeza. Consulta las propiedades y precauciones del aceite esencial de eucalipto, de lavanda y de menta.

    • Infusión con plantas medicinales para la bronquitis

      Elabora una mezcla de 20g de raíz de malvavisco + 10g de tomillo + 10g de eucalipto y añade 2 cucharaditas por taza en infusión. Deja reposar y tómala caliente añadiendo miel y el zumo de 1 limón. Consulta cuáles son las mejores plantas medicinales para la bronquitis.

    • Crema de arcilla para la bronquitis

      Te proponemos una crema natural para aplicar en el pecho: mezcla 2 cucharadas soperas de arcilla blanca con aceite de oliva hasta que consigas una textura cremosa (para corregir, añade más arcilla si quieres espesar, o más aceite si quieres diluir). Cuando esté bien mezclado y con una textura a tu gusto, añade 5 gotas de aceite esencial de eucalipto y remueve de nuevo. Aplica esta crema en el pecho y la garganta.

Otros consejos para la bronquitis

    • Control de la fiebre. Controlar la fiebre de manera natural. Consulta cuáles son los valores normales y peligrosos y cómo controlarla de manera natural en el reportaje la fiebre no es mala. Recuerda que los virus viven más tiempo en ambientes fríos, por lo que, la fiebre ayudará a eliminarlos.
    • Fortalecer el sistema inmunitario. Consulta nuestro reportaje cómo reforzar el sistema inmunológico.
    • Descanso. Absolutamente necesario descansar y dormir abundantemente.
    • Evitar los cambios de clima bruscos. Exceso de aire acondicionado o de calefacción
    • Tomar abundante líquido (agua o infusiones)

 

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page