¿Sabías que casi todo el supuesto “azúcar moreno” que se vende en los supermercados convencionales es azúcar blanco teñido con melaza?

Azúcar Moreno o Azúcar Teñido?

Hoy te hablamos sobre algunos aspectos nada reconfortantes sobre la venta y consumo de azúcar moreno. Mitos y realidades sobre la conveniencia o no de consumir azúcar moreno o azúcar de caña integral.

Azúcar moreno, azúcar teñido y azúcar integral

Parte de la confusión a la hora de que nos den gato por liebre en el supermercado es, precisamente, no tener muy claro qué es cada cosa.

Se suele llamar “azúcar moreno” al azúcar sin refinar cuyo color es más oscuro que el azúcar blanco refinado, pero eso no quiere decir que cualquier producto que se llame “azúcar moreno” sea, efectivamente, azúcar refinado.

Lo que seguro nunca nos lleva a confusión, es que en la caja ponga “Azúcar integral de caña sin procesar” o cosas por el estilo.

Azúcar moreno o azúcar teñido?

En primer lugar es muy importante tener en cuenta que casi todo el azúcar que se comercializa con el nombre de “azúcar moreno” es, efectivamente, azúcar “morenizado”, es decir, azúcar blanco teñido con melaza.

Este azúcar nada tiene que ver con el auténtico azúcar de caña integral sin procesar.

Casi todos los paquetes de azúcar moreno que encontremos en los supermercados convencionales (sobre todo si se llaman “azúcar moreno” en lugar de “azúcar de caña integral” o “azúcar de caña integral sin procesar”, etc) son azúcar blanco procesado al que se le ha añadido melaza para proporcionar el color característico del azúcar integral sin procesar.

¿Cómo saber si es azúcar integral o azúcar teñido?

Para saber si se trata de azúcar moreno realmente integral o si se trata de azúcar teñido, tienes dos opciones:

    • Comprar un azúcar que se venda como “azúcar moreno” y hacer una prueba en casa. Echa unos granitos del azúcar en una cucharilla pequeña y añade unas gotas de agua. Si al cabo de unos segundos el azúcar se destiñe y se queda blanco, es que es azúcar blanco teñido con melaza.
    • Compra el azúcar en una tienda productos ecológicos… con toda seguridad no te engañarán en la etiqueta. Por supuesto, y en cualquier caso, elige siempre que puedas un azúcar que se describa como “azúcar de caña integral” o “azúcar sin refinar” o “azúcar de caña integral sin refinar” o cosas por el estilo, en lugar de simplemente “azúcar moreno“.

 

Diferencias nutricionales entre el azúcar moreno y el azúcar blanco

Es cierto que el azúcar de caña integral sin refinar contiene más nutrientes que el azúcar blanco, en concreto más minerales y oligoelementos.

Por lo tanto, entre consumir uno u otro, mejor consumirlo (como casi todo) integral.

Sin embargo, también es importante tener en cuenta algo esencial parecemos olvidar con frecuencia. Los minerales que contiene el azúcar integral (comprado con el blanco) son ridículos comparados con otros alimentos como los vegetales, legumbres, cereales, etc.

O sea, mejor consumir azúcar sin refinar, pero desde luego, mejor consumirlo poco en cualquier caso. El azúcar es un alimento con nulo valor nutricional. Se trata más bien de un producto de lujo (que sin duda está delicioso) y que podemos consumir para darnos pequeños caprichos, o endulzarlos levemente la vida, pero el hecho de consumir azúcar moreno en lugar de azúcar blanco no hace que el azúcar en sí sea más saludable o necesario de lo que en verdad es.

Para que la cantidad de minerales presentes en el azúcar fueran nutricionalmente significativos tendríamos que tomar toneladas de azúcar, con todos los inconvenientes que ello implica. Por lo tanto, esos minerales no son precisamente muy eficientes. Mejor obtenerlos de otras fuentes nutricionales como los vegetales, las algas marinas, etc.

Pero mejor que la sacarina o el aspartamo… sí!

Eso sí, si somos de esa clase de personas que no podemos resistirnos al sabor dulce… mejor azúcar (con todo lo malo que tiene) que sacarina o aspartamo, es decir, edulcorantes sintéticos, supuestamente más saludables (o al menos así nos los venden) que el azúcar, pero cada vez más cuestionados por la evidencia clínica y por la opinión de numerosos profesionales de la medicina.

Estos edulcorantes sintéticos (presentes en todo tipo de alimentos light) están relacionados con afecciones de todo tipo, especialmente del sistema nervioso y neurológico (se consideran neurotóxicos).

La FDA tiene registrados más de 90 efectos secundarios del aspartamo (no entendemos que se siga vendiendo libremente en algunos países, como España). Existen estudios y documentales que ponen los pelos de punta.. historias de personas que han consumido durante años bebidas refrescantes light, zumos, colas, etc y han sufrido terribles consecuencias  en su salud. También hay datos alarmantes que señalan un terrible incremento de extraños tipos de cáncer cerebral desde la inclusión en el mercado del aspartamo.

A pesar de todos estos datos, sigue siendo difícil encontrar información al respecto y hay todo un ejército de prensa alabando las “bondades” del aspartamo y su supuesta inocuidad (no es de extrañar teniendo en cuenta que su patente pertenece a la famosa “archienemiga de la ecología” multinacional Monsanto.

Nosotras no somos científicas ni políticas, por lo que no hemos podido comprobar de primera mano si esos escalofriantes datos son ciertos o no, pero sí seguimos una premisa que nos gusta mucho: mejor elegir siempre aquello sobre lo que no existen dudas.

    • El azúcar se usa desde la antigüedad, se sabe que no es bueno del todo, pero no es neurotóxico.
    • Los edulcorantes sintéticos se han creado en un laboratorio, desde luego no sabe su impacto en la salud a largo plazo (pues son muy recientes, como casi todo en la industria química y genética) y por supuesto, los muchos años que costó aprobarlos en el mercado (tras numerosas patrañas políticas y dudosas conclusiones en los estudios) nos generan dudas razonables, al menos a nosotras.

Conclusiones

Al igual que ocurre con todo, existe diversidad de opinión, los engaños se producen en todos los ámbitos (incluyendo el ecológico) y nadie tiene en sus manos la verdad absoluta. Pero hay algo de lo que nosotras sí podemos presumir, y es que todo lo que os contamos, no es porque lo hayamos leído, sino porque lo vivimos y aplicamos de primera mano, cada día, en nuestra vida.

Nuestras conclusiones sobre el azúcar son claras:

    • Mejor azúcar de caña integral que azúcar blanco o azúcar teñido
    • Mejor vegetales que azúcar (azúcar, el justo)
    • Puestos a edulcorar, mejor con azúcar que con edulcorantes sintéticos

Si te interesa, también puedes ampliar la información en nuestra reportaje Los mejores edulcorantes naturales.

te puede interesar de nuestra tienda…

Mascara de Pestañas ZAO Maquillaje Ecológico

EcoDucha ItalFrance

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page

Artículos Relacionados