Descubre cuáles son las funciones más importantes de los ácidos grasos de la familia Omega 3 en el organismo, qué alimentos los contienen y en qué casos están indicados los suplementos de Omega 3

Omega 3: Propiedades, Alimentos y Suplementos

Nuestro organismo es capaz de fabricar de manera interna todos los ácidos grasos que necesitamos para vivir (sintetizándolos a partir de otros elementos) excepto dos grupos de ácidos grasos poliinsaturados que debemos incorporar al organismo necesariamente a través de los alimentos que comemos. Estas dos familias de ácidos grasos poliinsaturados son los famosos Omega-3 y Omega-6.

¿Qué son los ácidos grasos Omega-3?

Al principio se los consideró dentro de un grupo denominado Vitamina F, pero estudios posteriores revelaron que, efectivamente, se trataba de un grupo de ácidos grasos. Puesto que el organismo no puede sintetizarlos a partir de otras sustancias, debemos incorporarlos necesariamente a través de la dieta.

Los Omega 3 poseen una gran riqueza de ácido alfa-linolénico (precursor de ácidos EPA y DHA). Ya son muchos los estudios que demuestran los numerosos beneficios que una ingesta apropiada de ácidos grasos Omega-3 en la dieta puede tener para la salud de nuestro organismo.

Propiedades de los ácidos grasos Omega-3

Estas son algunas de las propiedades atribuidas a los ácidos grasos Omega-3, según diferentes estudios llevados a cabo en los últimos años:

    • Fortalecen el sistema cardiovascular

      Reduce la presión arterial, por lo que resultan muy beneficiosos para personas con hipertensión, ya que disminuyen las probabilidades de sufrir una dolencia cardíaca relacionada con la presión arterial. Además, estudios realizados en Japón, Francia e Inglaterra relacionan el consumo habitual de aceites de pescado azul (muy ricos en Omega-3) con un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, arritmias, ataques cardíacos o anginas de pecho.

    • Son precursores de las prostaglandinas PGE1 y PGE3

      Las prostaglandinas PGE1 y PGE3 son una especie de hormonas extremadamente beneficiosas con múltiples funciones en el organismo que reducen el riesgo de trombosis y arteriosclerosis.

    • Protegen contra enfermedades y desequilibrios mentales

      Aunque todavía no se han realizado suficientes investigaciones, parece ser que los ácidos grasos Omega-3 ejercen un efecto protector contra trastornos como la depresión, la demencia o la esquizofrenia. Por ejemplo, el doctor Alexander Leaf, catedrático de Medicina en Harvard, asegura que el aceite de pescado favorece el correcto funcionamiento de la actividad eléctrica de las neuronas.

    • Tienen propiedades antiinflamatorias

      Los ácidos grasos Omega-3 tienen eficientes propiedades antiinflamatorias que previenen y corrigen: Problemas musculares y de articulaciones. Enfermedades intestinales, como enfermedad de crohn o colitis ulcerosa. Dolores e inflamación de la menstruación. Afecciones de la piel, como eccema, dermatitis, etc.

    •  Otros

      También se relaciona a estos ácidos grasos con la buena salud del sistema inmunológico, del sistema nervioso, la flexibilidad en las membranas celulares o la corrección del asma.

Alimentos ricos en Omega-3

La fuente más rica de ácidos grasos Omega-3 la encontramos en:

    • Pescados azules de agua fría:  salmón, sardina, caballa, atún, boquerón, anchoa, etc.
    • Mariscos: almeja, ostra, langosta, cangrejo, mejillón, berberecho.
    • Semillas de lino

Suplementos de Omega 3

Como siempre, el exceso y el defecto son las dos caras de la misma moneda. Nuestra sociedad mantiene dietas pobres en ácidos grasos Omega-3 y excesivamente ricas en ácidos grasos Omega-6. Sin embargo, el equilibrio entre ambas es el factor más determinante a la hora de disfrutar de sus muchas propiedades y beneficios.

Por supuesto, lo más recomendable es ingerir estos ácidos grasos esenciales directamente de una dieta equilibrada y muy variada, es decir, a través de alimentos. Pero si una carencia o un defecto excesivo de alguno de ellos hace necesario el uso de suplementos dietéticos, lo mejor es consultar con tu especialista, ya que el equilibrio químico del cuerpo es extremadamente sensible y cualquier alteración puede producir una reacción en cadena en la síntesis y correcto funcionamiento de otras sustancias y elementos bioquímicos.

Los suplementos de Omega 3 (EPA y DHA) están indicados en:

    • Niveles altos de colesterol y triglicéridos
    • Trastornos cardiovasculares como hipertensión, arteriosclerosis, varices, etc
    • Trastornos nerviosos y cerebrales como demencia senil, problemas de memoria, estrés, retrasos de crecimiento cerebral, hiperactividad, síndrome de Down, insomnio, etc
    • Esclerosis múltiple

Si quieres ampliar la información, revisa nuestros artículos grasas en el organismo: función, tipos y alimentos o qué son los ácidos grasos esenciales.

Y recuerda que no hay mejor manera de mantener equilibrados los nutrientes que siguiendo una dieta equilibrada. Echa un vistazo a nuestra propuesta de ejemplo sano de desayuno, comida y cena.

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page

Artículos Relacionados