8 claves para elegir personas adecuadas que nos ofrezcan confianza, seguridad y respeto. Reflexionemos sobre el tipo de personas que elegimos en la amistad.

8 Claves para Elegir Amistades

A veces, nuestra voz interior queda ahogada con nuestros pensamientos, nuestra mochila emocional, nuestros miedos, prejuicios, etc. ¿Elegimos bien a nuestras amistades?

Hoy te mostramos 8 claves para elegir amistades. Quizá no las uses, pero seguro que te servirán para reflexionar:

1. Mejor disponibles

¿Te rodea gente disponible? Cuando hablamos de amistades disponibles queremos decir personas que ofrecen un “SI” gigantesco sin cortapisas. Porque esta es una condición sine qua non para que una persona pueda sentirse realmente valorada. ¿Cómo se comporta alguien emocionalmente disponible?

    • Le resulta fácil encontrar tiempo para compartirlo contigo y con otras personas.
    • No te ofrece su energía como si tuviese un precio muy caro, sino como si fuese un regalo mutuo.
    • No pone más condiciones que el sentido común.
    • Ha de tener hueco en su vida. Donde no hay hueco, no puede crecer nada.
    • Es una persona dispuesta a dar y a recibir, las dos cosas y en la misma proporción.

2. Mejor seguras de sí mismas

Una persona amiga con grandes miedos e inseguridades es fácilmente convertible en enemiga. Obviamente, las cosas nunca son blancas o negras y puede ocurrir que el cariño o la fidelidad que podamos sentir por una amistad, o los buenos ratos o los muchos años de complicidad nos estén impidiendo ver algunas actitudes que pueden resultar verdaderamente dañinas. Una amistad segura de sí misma:

    • Ve en ti a un apoyo, en lugar de ver una amenaza
    • Se alegra cuando te ocurren cosas buenas
    • No necesita ser mejor que tú
    • Realza tus virtudes y se ríe contigo de tus y sus defectos, minimizándolos y aceptándolos.
    • Te observa con cariño e inocencia, en lugar de con un radar.

3. Mejor comprometidas y con valores morales

Todo el mundo queremos que nos respeten, pero algunas veces pretendemos ser respetados y respetadas por personas que no sienten respeto ni siquiera por ellas, personas incapaces de comprometerse con nada ni con nadie. El hecho de que una persona sea irresponsable en general, incluso con las cosas aparentemente poco importantes, nos da una referencia importante sobre su nivel de compromiso con la amistad. Una persona comprometida:

    • Cumple su palabra. Pero no hablamos de “prometer” sino de “tener palabra”, es decir, de personas consecuentes con lo que dicen; personas cuyos actos son equivalentes a sus palabras.
    • No te hace perder el tiempo, ni las energías, ni las ilusiones. Una persona comprometida te incita a ser mejor persona a ti.
    • Una persona comprometida es un ejemplo a seguir
    • Una persona comprometida tiene unos valores morales elevados. Si se trata de una persona a la que le importa la justicia, la honestidad, la fidelidad, la generosidad… ten por seguro que contigo procurará ser una persona justa, honesta, sincera, fiel y generosa.

4. Mejor con carácter y personalidad

No es que las personas más dóciles o manejables no puedan constituir una verdadera amistad, pero una persona así tiene más papeletas para traicionarnos. ¿Por qué? Porque…

    • Una persona dócil y manejable tiende a cambiar su actitud dependiendo de quien tiene enfrente porque se siente insegura de quién es y de lo que piensa. Si el valor que nos da otra persona va a depender de terceras personas… mejor que nos armemos con una buena dosis de autoestima.
    • Una persona con marcado carácter, al contrario, tiende a alardear incluso de sus ideas y pensamientos. Si una persona con marcado carácter nos muestra respeto hoy, con toda seguridad es porque de verdad lo siente y con toda probabilidad lo seguirá mostrando mañana.

5. Mejor que se les vea el plumero

Las filosofías orientales vanaglorian el silencio. Una persona poco habladora y misteriosa suele despertar mayor interés y respeto que una persona que habla demasiado. Sin embargo… uyyy que poco me fío yo de las personas misteriosas… Evidentemente en el equilibrio está la virtud. Una persona que habla mucho de sí misma es agotadora, pero una que no habla de sí misma… es peligrosa. Sin duda, prefiero amistades a las que se les vea fácilmente el plumero porque…

    • Una persona que habla de sí misma es una persona que no tiene miedo de desnudarse emocionalmente.
    • Muchas veces, detrás del misterio, no hay misterio. Simplemente no hay nada.
    • Una persona extrovertida que habla abiertamente de sus victorias y fracasos está depositando en mí su confianza.
    • Una persona que oculta información, es una persona “que oculta” y yo prefiero saber a qué atenerme.

6. Mejor reír y llorar

Charles Chaplin decía: “Ríe y el mundo reirá contigo. Llora y el mundo, dándote la espalda, te dejará llorar” Es bastante triste, pero cierto. Triste en el sentido de que, muchas veces, cuando más necesitamos que nos consuelen es cuando descubrimos que la gente prefiere reír, y en esa opción no entran nuestras miserias.

Según nuestra humilde opinión, las mejores amistades son aquellas que te hacen reír mucho, sin duda, pero también aquellas con las que puedes llorar desconsoladamente.

Reír es la mejor de las terapias, hacer reír es maravilloso, pero la vida también tiene momentos duros. Hay deliciosos días de verano y terribles tempestades; una verdadera amistad es aquella capaz de soportar todo tipo de climatología.

7. Mejor que se pueda pelear

Tener la suficiente confianza como para poner los trapos sucios encima de la mesa es señal de salud emocional. En todas partes cueces habas y en toda amistad surgen roces y disputas.

¿Alguna vez te has enfadado mucho con alguien, os habéis dicho todo lo que pensabais, y luego os habéis reconciliado? ¿No te parece que una vez superado el bache, la amistad se ha fortalecido considerablemente? Reencontrarse tras un desencuentro es una manera de aproximarse más al alma del otro, es conocerse en profundidad, es saber que la amistad vale suficiente como para superar pruebas, es dejar que las sombras salgan al exterior y se difuminen, es aceptar las virtudes y defectos propios y ajenos dejando de lado al ego.

Si te resulta muy complicado poner sobre la mesa los trapos sucios.. quizá la amistad no sea tan sólida como piensas.

8. Mejor que nos entre por el tercer ojo

Aunque, sin duda, no hay mejor consejera que nuestra voz interior, nuestra intuición o conocimiento más esencial. Sean cuales sean los argumentos que utiliza tu mente, si tu corazón, tus tripas, tu tercer ojo o como quieras llamarlo, siente afecto, es que lo hay; si siente desconfianza, es que la hay.

Si después de estar con un amigo o amiga, sentimos que algo no va bien, aunque no tengamos motivos “racionales”, que no somos bien aceptados, que hay sentimientos oscuros – celos, rabia – tenemos la necesidad de justificarnos, o tenemos que reclamar con demasiada insistencia la atención, etc… quizá estamos eligiendo mal.

Si, por el contrario, después de pasar un rato con un amigo o amiga nos sentimos seguros, sentimos que nos comprenden, nos aceptan, que comparten nuestro punto de vista, sentimos protección, lealtad, atención, etc… es que hemos elegido bien.

Aferrarse solo al camino fácil no es saludable; saber caminar solo cuando el terreno es plano, tampoco. A veces es necesario caminar por senderos llenos de piedras. Pero eso no quiere decir que no debamos hacer lo posible por allanar el camino.

No siempre nos encontramos con gente buena; muchas veces nos hacen daño y hemos de saber encajar los golpes de la vida, pero eso de poner las dos mejillas… eso es cosa de personas muy iluminadas. Nosotras somos partidarias de poner las mejillas para recibir un beso, mejor que un golpe. Pensamos que es una obligación y un derecho procurarnos amor, y eso se consigue cuando hacemos lo posible por seguir una alimentación que nos de salud, trabajar en un oficio que nos llene de satisfacción y, por supuesto, rodearnos de gente que nos llene de amor. Y para conseguirlo, a veces es necesario derrumbar relaciones para construir otras nuevas.

te puede interesar de nuestra tienda…

CD Shakti Mantras

MP3 Shakti Mantras

 

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page