Evitar productos industriales como lacas y ceras, realizar algunos tratamientos capilares naturales y protegerse con prendas apropiadas son algunas de las claves para evitar las agresiones del verano y mantener el cabello lleno de salud

6 Trucos para Proteger el Pelo de las Agresiones del Verano

El cloro, la sal, la exposición al viento, las sesiones intensivas de sol y otros muchos factores que concurren en verano son los responsables de deteriorar el estado de nuestro cabello.

El pelo sufre agresiones en verano que lo dejan más frágil y quebradizo, con diferentes tonos de color o incluso puede llegar a caerse mucho más de lo normal.

En este reportaje te contamos 6 trucos para proteger el pelo de las agresiones del verano.

1. Evita los productos industriales en verano

Nuestro consejo es que evites todo tipo de productos de cosmética e higiene industrial en cualquier época del año, pero muy especialmente, te recomendamos que los evites en verano. Bajo los efectos del sol, el viento, el cloro y demás, este tipo de productos con los que “supuestamente” embellecemos y cuidamos el cabello contribuyen a deteriorar aún más su salud.

Por otra parte, ten en cuenta que, al margen del aspecto del pelo, los productos industriales de higiene y cosmética contienen un sinfín de sustancias químicas nada saludables que, cada vez más estudios, señalan como culpables del desarrollo de numerosas afecciones de la salud. Si quieres saber más sobre el tema consulta los peligros de la cosmética industrial, los ingredientes más peligrosos de la cosmética industrial, cómo leer etiquetas, lista de ingredientes tóxicos en cosmética industrial.

Los productos industriales que conviene evitar especialmente en verano son:

2. Utiliza gorros, gorras, pañuelos y sombreros

Tanto si vas caminando por la calle como si estás en la playa o la piscina, una buena forma de evitar los daños causados por el sol y el viento es utilizar gorros, gorras y sombreros.

Son favorecedores y puedes aprovechar la oportunidad para cambiar ligeramente tu look con un toque desenfadado.

Cuando más tupido sea y más abierto (es decir, que cubra bastante, que tenga alas), mejor. Si tienes el pelo largo, intenta meterlo dentro para que no quede nada al descubierto

3. Nada de secadores ni planchas

Dejar secar el pelo al viento en verano, aunque de momento te parezca una locura, te puede dar la oportunidad de probar nuevos looks… ¡Atrévete! Por ejemplo, puedes dejarlo secar al viento y hacerte después un moño alto, dos coletas con aspecto infantil, una trenza sujeta con un pañuelo al estilo pirata, dejarlo con aspecto húmedo usando la gomina natural que antes te proponíamos, etc.

Para estar atractiva no es imprescindible llevar un pelo de peluquería siempre… échale un poco de imaginación y deja descansar tu cabello del secador y, muy especialmente, de la plancha.

4. Mascarilla natural de plátano y aguacate

Una vez a la semana, es conveniente realizar un tratamiento regenerador para proteger el cabello de las agresiones del verano.

Una de las propuestas más interesantes es esta excelente mascarilla capilar de plátano y aguacate, dos de las frutas con más capacidad para hidratar, suavizar y regenerar el cabello. Para hacerla, sigue estos pasos:

    • Mete dentro de la batidora un plátano y un aguacate pelados
    • Añade un poco de agua
    • Bate
    • Saca el jugo y aplícalo por todo el cabello
    • Déjalo tantas horas como quieras (al menos media hora)
    • Aclara abundantemente

5. Mascarilla natural de aceite vegetal de aguacate

El aceite vegetal de aguacate es una de las mejores opciones para hidratar no solo el cabello durante el verano, sino la piel, en cualquier parte del cuerpo.

Te proponemos esta mascarilla a base de aceite vegetal de aguacate:

    • Añade en un bol cierta cantidad de aceite vegetal de aguacate (lo suficiente como para cubrir el cabello)
    • Añade 5 gotas de aceite esencial de romero (lo fortalece)
    • Remueve bien y aplica la mezcla por todo el pelo
    • Déjalo actuar, al menos, media hora, aunque te recomendamos que, de vez en cuando, te lo dejes puesto todo el día (tendrá un aspecto húmedo, como si llevaras gomina)
    • Lava y aclara abundantemente (quizá tengas que dar varias pasadas de champú, pues el aceite queda adherido.. no te importe si quedan restos de aceite… es perfecto para seguir hidratando!!)

6. Corta las puntas con mayor frecuencia

En verano, debido a las agresiones de los factores ambientales, conviene cortar las puntas con mayor frecuencia que en invierno o, incluso dar un buen recorte. Cuando cortamos el pelo estimulamos su crecimiento y el pelo recupera fuerza.

Las agresiones del verano

Para terminar, este es un pequeño resumen de las agresiones que sufre nuestro cabello en verano y algunos cambios que se pueden producir en él, para que los tengas en cuenta:

    • El sol aclara tanto el tono natural como el teñido.
    • El sol tiende a apagar el brillo del pelo
    • El sol puede quemar el pelo y hacerlo frágil, poroso y quebradizo
    • El viento seca y deshidrata el cabello
    • La sal y la arena lo resecan
    • El cloro estropea la salud del pelo y aclara los tonos (tanto naturales como artificiales)

Estos son algunos artículos relacionados con el verano que pueden interesarte:

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page

Artículos Relacionados